Publicado 07/12/2020 18:54CET

Bielorrusia.- Borrell pide a los Veintisiete aprobar pronto las nuevas sanciones contra Bielorrusia

Josep Borrell en una comparecencia en Bruselas
Josep Borrell en una comparecencia en Bruselas - Aurore Martignoni/European Commi / DPA

BRUSELAS, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha pedido este lunes a los Veintisiete estados miembro que aprueben pronto las nuevas sanciones contra Bielorrusia, para redoblar la presión sobre el presidente, Alexander Lukashenko.

El tema ha sido objeto de discusión en la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores, en la que la UE ha constatado el deterioro de la crisis y se ha reiterado la llamada a Minsk para que frene la represión contra las manifestaciones pacíficas.

"Estamos finalizando el tercer paquete de sanciones. Espero que pueda ser adoptado en breves y que en esta ocasión no haya motivos que retrasen la adopción de este paquete de sanciones", ha indicado Borrell en rueda de prensa tras la reunión de los ministros del bloque.

Según pactó la UE hace unas semanas, las nuevas sanciones irán destinadas a "objetivos sensibles" y afectarán no solo a personas individuales sino a instituciones, compañías y empresarios.

El objetivo es que el impacto de las nuevas medidas sea mayor que el de las sanciones aprobadas previamente y que no han generado cambios en la actitud de Minsk. Desde el inicio de la crisis, la UE ha aprobado dos rondas de sanciones, por lo que 55 personas, entre ellas el presidente bielorruso y su círculo más cercano, ya se encuentran en la lista negra europea.

Precisamente este lunes, la líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya ha criticado la indecisión y la lentitud de la UE a la hora de encarar la crisis política que vive Bielorrusia desde las elecciones presidenciales de agosto.

"En cuanto a la Unión Europea, ese es nuestro dolor. Parece que todo se hace demasiado lentamente. Me gustaría que fuera más rápido pero simplemente intente mover un coloso así", ha afirmado la dirigente opositora en una entrevista en un medio bielorruso.