Publicado 28/05/2021 13:49CET

Bielorrusia.- Bruselas afirma que habrá hasta 3.000 millones para Bielorrusia si inicia una transición democrática

Archivo - Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia
Archivo - Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia - PRESIDENCIA DE BIELORRUSIA - Archivo

BRUSELAS, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha presentado este viernes un plan para apoyar la transición democrática en Bielorrusia, una propuesta con la que quiere movilizar hasta 3.000 millones en ayudas pero que solo se activará si el país avanza en la senda democrática.

La propuesta viene en línea con el acuerdo de los líderes de los Veintisiete el pasado otoño para un paquete de apoyo a la oposición bielorrusa y su lucha por la democracia en el país. El plan llega en plena escalada de tensión con Minsk por el aterrizaje forzoso del vuelo de Ryanair para detener a un periodista bielorruso.

De todas formas, la iniciativa, que requiere del visto bueno de los Estados miembros, estará bloqueada hasta que Minsk se abra a realizar una transición democrática e inclusiva en la que participe la oposición al régimen de Alexander Lukashenko.

Según ha dicho la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, este paquete manda un mensaje en dos direcciones. "Al pueblo de Bielorrusia; hemos visto y escuchado su deseo de cambio y democracia. A las autoridades bielorrusas; la represión, brutalidad y coerción no dará legitimidad al régimen autoritario", ha recalcado, añadiendo que es "hora de cambiar el curso" en el país e iniciar una transición democrática "acompañada por la UE".

Por su parte, el Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, ha insistido en que la ayuda financiera que puede proveer la UE es un "auténtico incentivo" para que Minsk cambie de rumbo. Y ha señalado que este plan, unido a las sanciones que mantiene la UE y que contempla ampliar por el caso del aterrizaje forzoso, ponen de manifiesto el compromiso del bloque con la democracia en la antigua república soviética.

500 MILLONES EN AYUDAS DIRECTAS, EL RESTO EN PRÉSTAMOS

El plan consta de 400 millones en ayudas directas en el marco de los fondos europeos para la Vecindad, a lo que se suma distintas iniciativas financieras, incluyendo una futura conferencia de donantes, para apoyar la recuperación económica bielorrusa. Con todas esas herramientas, la Comisión asegura que podría movilizar hasta 5.000 millones en préstamos.

A esto se añaden otros 100 millones en infraestructuras y transformación verde y digital, que el Ejecutivo europeo quiere usar de palanca para lograr inversiones en este campo por valor de 1.000 millones.

El objetivo es apoyar directamente la competitividad de la economía nacional, dando apoyo directo a pequeñas y medianas empresas; mejorar las comunicaciones y el transporte para facilitar el comercio con la UE; impulsar la transformación digital y la energía verde en Bielorrusia; e invertir en unas instituciones democráticas, transparentes y responsables.

Contador