Publicado 14/08/2020 15:07CET

Bielorrusia.- La Comisión Electoral ratifica la victoria de Lukashenko tras el final del escrutinio

Bielorrusia.- La Comisión Electoral ratifica la victoria de Lukashenko tras el f
Bielorrusia.- La Comisión Electoral ratifica la victoria de Lukashenko tras el f - HOST PHOTO AGENCY / RIA NOVOSTI / HANDOUT

El Gobierno se muestra abierto al diálogo y la líder opositora pide un recuento electoral

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Electoral de Bielorrusia ha ratificado este viernes la victoria de Alexander Lukashenko en los comicios presidenciales del pasado domingo con más de un 80 por ciento de los votos, a pesar de las denuncias de fraude electoral por parte de la oposición, que han derivado en fuertes protestas y disturbios.

De acuerdo con los resultados definitivos, Lukashenko se ha impuesto en las urnas con un 80,1 por ciento de los votos, frente al 10,12 por ciento de la principal candidata de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanovskaya. Los resultados preliminares les concedían un 80,23 y un 9,9 por ciento, respectivamente.

En cuanto a los demás candidatos, Anna Kanopatskaya se sitúa en tercera posición, con un 1,68 por ciento de los sufragios, seguida de Andrei Dmitriyev (1,21 por ciento) y Sergei Cherechen (1,14 por ciento).

Con ello, la Comisión Electoral ha proclamado vencedor a Lukashenko, que consigue así un sexto mandato perpetuando su estancia en el poder, donde lleva desde 1994, según recoge la agencia de noticias oficial BelTA.

Los sondeos a pie de urna, que ya apuntaban a la reelección del presidente, provocaron fuertes protestas en Minsk y otras ciudades que han continuado a lo largo de esta semana arrojando un balance de al menos un muerto, cientos de heridos y unos 7.000 detenidos.

En estas noches, los manifestantes han levantado barricadas, lanzado cócteles molotov y otros objetos contundentes e incluso intentado atropellar a algunos agentes, a lo que las fuerzas de seguridad han respondido con fuego real --tal y como ha reconocido el Ministerio de Interior--, granadas aturdidoras, gases lacrimógenos y cañones de agua.

En un aparente gesto de distensión, el Ministerio de Interior ha anunciado este viernes la liberación de más de 2.000 detenidos. "Este proceso no se detiene y continúa ahora mismo, aunque comprendemos que no tan rápido como se quisiera", ha indicado, asegurando que está haciendo "lo posible para solucionar la situación".

"VIVO" Y EN MINSK

De momento, Lukashenko solo ha comparecido este viernes para aclarar que está "vivo" y en Minsk, en contra de las informaciones que han circulado durante las últimas horas en algunos medios de comunicación.

"Primero, me gustaría aclarar que aún estoy vivo y no en el extranjero, en contra de lo que han dicho algunos nacionalistas", ha empezado una intervención que se ha centrado en las huelgas que se han declarado en numerosas empresas de Bielorrusia esta semana para protestar por la situación política y las consecuencias socioeconómicas del coronavirus.

Lukashenko ha advertido a los huelguistas de que su protesta solo servirá para facilitar la entrada de competidores como Rusia, Canadá o Alemania en las industrias afectadas, lo que agravará a su vez la coyuntura económica en Bielorrusia y la de sus hogares.

"Depende de vosotros", les ha espetado. "Si salváis vuestras empresas, podréis mantener a vuestras familias. O podéis ir a las calles (...), pero el dinero que os darán solo os durará un par de días (...) ¿y entonces qué?", les ha planteado, sugiriendo que los manifestantes están pagados por la oposición y otros actores.

En la misma línea, el ministro del Interior, Yuri Karayev, ha advertido en declaraciones a ONT TV de que "cualquier revolución, cualquier caos", empeorará los estándares de vida en Bielorrusia.

En este sentido, ha llamado a no "arruinar" los progresos que otros "envidian" por "unos objetivos de futuro que no están claros". "¿Qué quieren mejorar? Solo harán que todo vaya a peor, destruirán todo de lo que podemos estar orgullosos", ha afirmado Karayev.

REAPARICIÓN DE TIJANOVSKAYA

Por su parte, la líder opositora ha reaparecido este viernes en un nuevo vídeo en el que insta al Gobierno a cesar la violencia y entablar un diálogo, al tiempo que pide a sus simpatizantes que continúen con las protestas pacíficas.

"Necesitamos parar la violencia en las calles de Bielorrusia. Urjo a las autoridades a frenarla y a empezar un diálogo", ha dicho Tijanovskaya, en una grabación recogida por el portal de noticias Tut.by.

Además, ha querido dar las gracias a las fuerzas de seguridad que han rehusado atacar a los manifestantes pacíficos, así como a los trabajadores que han ido a la huelga en señal de protesta por los resultados electorales.

Tijanovskaya ha pedido asimismo a "todos los alcaldes que organicen concentraciones masivas pero pacíficas en cada ciudad para el 15 y el 16 de agosto" y a los bielorrusos a firmar una petición para lograr un recuento de los votos. "Defendamos nuestra elección juntos", ha arengado, de acuerdo con la agencia de noticias Sputnik.

Las movilizaciones contra la reelección de Lukashenko y la violencia policial no han cesado desde el domingo. "Exigimos unas elecciones libres", ha dicho Igor, una de las personas que participa en las concentraciones de este viernes en Minsk. "La situación actual es culpa de las autoridades y es absolutamente inaceptable", ha remachado.

Se trata del tercer mensaje que lanza Tijanovskaya desde que el lunes por la noche huyera a Lituania tras pasar varias horas detenida en Bielorrusia en el marco de la crisis postelectoral.

En un primer vídeo, explicó la "difícil" decisión de abandonar Bielorrusia, exculpando a todo su entorno, y pidió a los bielorrusos que no arriesgaran sus vidas haciendo un llamamiento generalizado al cese de la violencia.

Horas después se publicó un segundo vídeo recogido por la prensa oficial en el que parecía reconocer la victoria electoral de Lukashenko y pedir el cese de las protestas. Sus colaboradores más cercanos creen que lo habría grabado bajo presión.

OFERTA DE MEDIACIÓN INTERNACIONAL

El ministro de Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, se ha mostrado dispuesto este viernes a abrir un diálogo "constructivo" con otros gobiernos para tratar la crisis abierta tras las elecciones del domingo.

Makei ha tratado el tema en una conversación con su homólogo suizo, Ignazio Cassis, centrada "en las pasadas elecciones presidenciales y la situación actual del país", según informa BelTA, que da cuenta de la disposición de la parte bielorrusa de entablar un diálogo "constructivo y objetivo" con otros gobiernos sobre la polémica electoral.

Los presidentes de Polonia, Letonia, Lituania y Estonia, se han ofrecido a mediar en un intento por estabilizar la situación tras días de fuertes protestas, mientras que los ministros de Exteriores de la UE tratarán este viernes la crisis con el foco puesto en revisar la relación con Bielorrusia y la posibilidad de adoptar sanciones.

Entretanto, los ministros de Exteriores de la UE se reúnen de forma virtual para abordar, entre otros temas, la crisis política en Bielorrusa con la amenaza de sanciones encima de la mesa.

"Necesitamos sanciones adicionales para aquellos que violan los valores democráticos y los Derechos Humanos en Bielorrusia", les ha animado en Twitter la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von de Leyen.