Publicado 17/09/2020 17:18CET

Bielorrusia.- La Eurocámara exige sancionar a Lukashenko y a los responsables del envenenamiento de Navalni

BRUSELAS, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo ha reclamado este jueves en una resolución que la UE adopte con celeridad sanciones contra el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, y también contra los responsables del envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalni.

En un texto apoyado por 574 diputados, con 37 votos en contra y 82 abstenciones, la Eurocámara ha pedido celeridad a los estados miembro de la UE para aplicar el régimen de sanciones, que incluya al presidente bielorruso, contra los responsables del fraude electoral y la represión en el país tras la crisis abierta tras los comicios del 9 de agosto.

Pese a que el acuerdo político se alcanzó hace semanas, el trámite legislativo para aplicar sanciones sigue en el Consejo de la UE, ante la obstaculización de Chipre que pide que la UE apruebe medidas también contra Turquía por su actitud bélica en el Mediterráneo.

La lista de sancionados se sitúa en unos 30 dirigentes, sin que se sepa todavía si el líder bielorruso será objeto de las restricciones. Este mismo martes, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, dijo que espera tener listas las sanciones antes de la cumbre de líderes de la UE del día 24 de septiembre.

Los eurodiputados han condenado las detenciones masivas y la represión violenta de las manifestaciones en Bielorrusia, haciéndose eco de los informes que hablan de maltrato, violaciones y torturas en los centros de detención bielorrusos.

La resolución valora positivamente la contribución de las líderes de la oposición Svetlana Tijanosvkaya, Veranika Tspakala y Maria Kolasnikova y pide la inmediata puesta en libertad de los miembros del Consejo de Coordinación, establecido por la oposición para impulsar una transición democrática en el país.

SANCIONES EN EL CASO NAVALNI

En otra resolución, el Parlamento ha condenado el intento de asesinato Navalni con un agente nervioso, apuntando a que el uso de este producto químico conecta fuertemente a las autoridades rusas con el ataque.

La Cámara ha pedido que los estados miembros adopten medidas restrictivas contra Rusia y refuerce las sanciones existentes por este caso. Además insta a la UE a desplegar mecanismos de sanciones que permitan congelar activos de las personas involucradas en el envenenamiento de Navalni.

Para ello, considera capital que se ponga en marcha una investigación internacional dirigida por la (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y que cuente con la cooperación de Moscú. La Eurocámara asegura que tienen que dirimirse responsabilidades, ya que este episodio supone una clara quiebra de los compromisos de Rusia con el Derecho Internacional.