Publicado 09/12/2021 21:59CET

Bielorrusia.- El KGB bielorruso forzó el aterrizaje en Minsk desde la torre de control del aeropuerto, denuncia Polonia

Archivo - Bandera de Bielorrusia
Archivo - Bandera de Bielorrusia - ATTILA HUSEJNOW / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un agente del Comité de Seguridad del Estado (KGB) bielorruso estaba presente en la torre de control de tráfico aéreo del aeropuerto de Minsk cuando el vuelo de Ryanair con el periodista Roman Protasevich a bordo fue desviado a principios de este año, según ha indicado el Gobierno de Polonia este jueves.

El servicio secreto polaco, bajo la supervisión de la Fiscalía, está investigando el incidente y los testimonios de pasajeros y representantes de la compañía aérea, así como otro tipo de pruebas, apuntan que el 23 de mayo, un oficial del KGB bielorruso estaba presente en la sala de operaciones de la torre de control del tráfico aéreo.

Según un testigo de primera mano citado por el Gobierno polaco en un comunicado, el agente, en un momento determinado "tomó el control" y "dio instrucciones al trabajador que tenía contacto con el piloto". "Era el oficial el que daba las órdenes y tomaba las decisiones relativas al aterrizaje en Minsk", ha insistido Varsovia.

Mientras dirigía la operación desde el aeropuerto, el agente bielorruso "estaba en contacto telefónico con alguien a quien informaba de lo que ocurría con el avión". En el texto, Polonia ha denunciado que "la toma de control de una torre de control de tráfico por parte de un agente de los servicios especiales es algo sin precedentes, que excede las normas y la práctica".

Otra de las conclusiones de la investigación polaca es que "no había ninguna amenaza de bomba para el vuelo", sino que fue una situación "provocada por la parte bielorrusa para forzar el aterrizaje en Minsk".

"Nos encontramos ante una operación del régimen de Alexander Lukashenko que, gracias a las acciones descritas, entre ellas amenazar y aterrorizar al piloto, forzó el aterrizaje de un vuelo civil para detener a un disidente que iba a bordo. A los efectos de esta operación de los servicios especiales bielorrusos, se creó la percepción de que había una amenaza de bomba para un avión civil", ha condenado Varsovia en el escrito.

EL SUCESO

El avión realizó un aterrizaje de emergencia en Minsk tras una supuesta amenaza de bomba, lo que permitió la detención de Protasevich, uno de los fundadores del canal de Telegram Nexta, que jugó un papel clave en la coordinación de las protestas que siguieron a la reelección de Lukashenko.

Sin embargo, tras la detención del opositor, Protasevich reapareció en diversas ocasiones para asegurar que estaba "genial" a pesar de que muchos temen que ha sido sometido a malos tratos y tortura. Poco después de su arresto, Protasevich dio una entrevista a la televisión estatal bielorrusa en la que parecía una declaración forzada. Su detención tuvo lugar junto a la de su novia, Sofia Sapega, que también volaba en el avión de Ryanair que tuvo que aterrizar cuando viajaba de Atenas a Vilna.