Publicado 20/07/2021 14:43CET

Bielorrusia.- Lukashenko anuncia un cambio en la política exterior de Bielorrusia para adaptarla a nuevas "amenazas"

Archivo - El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko.
Archivo - El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko. - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, declaró este martes que las elecciones celebradas en la república en 2020 y las sanciones occidentales mostraron la necesidad de corregir seriamente la estrategia bielorrusa de política exterior.

"La campaña electoral del año pasado y el posterior acoso a Bielorrusia con las sanciones mostraron que nuestra estrategia de política exterior necesita una seria corrección", ha aseverado, según informaciones de la agencia de noticias BelTA.

Así, ha matizado que hay que "comprender claramente qué sucede en nuestro entorno, qué lugar estamos ocupando en el sistema de coordinadas que cambia vertiginosamente, en qué grado somos capaces de adaptarnos para responder rápido y de modo profesional a los nuevos desafíos y amenazas".

Según el presidente bielorruso, todo lo que sucede en el mundo contemporáneo "puede explicarse con la palabra guerra". Además, ha señalado que Bielorrusia debe "hacer un uso má*s enérgico de los mecanismos de organizaciones internacionales para proteger a sus empresas contra las sanciones".

"Los que quieran anular los resultados de las licitaciones o derogar los contratos de adquisición de productos bielorrusos deben comprender claramente que afrontarán las consecuencias de tales actos. Necesitamos crear precedentes de protección de nuestros intereses económicos", ha dicho. Para ello, ha matizado, el país cuenta con suficientes "juristas".

El resultado de las elecciones presidenciales del 9 de agosto de 2020, que otorgaron un nuevo mandato a Alexander Lukashenko, dieron lugar a varios meses de protestas en el país. Las autoridades bielorrusas han declarado en varias ocasiones que las protestas se han coordinado desde el exterior, mientras que Lukashenko ha acusado a Occidente de intervenir de forma directa en los asuntos de Bielorrusia.

La Unión Europea, así como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y otros países han impuesto sanciones contra altos cargos y empresas y han acusado a Minsk de cometer irregularidades electorales y violaciones de los Derechos Humanos.

Así, el primer ministro bielorruso, Roman Golovchenko, ha aseverado que Minsk podría tomar medidas en respuesta a las sanciones y medidas tomadas por la comunidad internacional, lo que podría incluir el embargo de las importaciones y la limitación del tránsito de mercancías a través del territorio.

Contador