Publicado 26/02/2021 14:27CET

Bielorrusia.- Lukashenko designa a su propio hijo como nuevo presidente del Comité Olímpico bielorruso

Viktor Lukashenko
Viktor Lukashenko - COMITÉ OLÍMPICO DE BIELORRUSIA

MOSCÚ, 26 Feb. (DPA/EP) -

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha designado a su hijo Viktor como nuevo responsable del Comité Olímpico Nacional del país en sustitución del propio mandatario, que ostentaba el cargo desde 1997.

El jefe del Gobierno bielorruso, inmerso en plena crisis tras las denuncias de la oposición de amaño electoral en las elecciones de agosto del año pasado, ha asegurado que, bajo su hijo, "no habrá robo, corrupción y mala gestión del uso de fondos públicos".

"Los atletas y los entrenadores serán tratados con respeto. Y, en lo que a mí me corresponde, seguiré al tanto de lo que ocurre en el mundo del deporte", ha declarado Lukashenko.

Hay que recordar que, meses después de las elecciones, más de 1.500 atletas bielorrusos publicaron una carta abierta en la que exigían la convocatoria de nuevas elecciones y el final inmediato de la represión policial contra la oposición, que por aquél entonces ya llevaba semanas organizando protestas callejeras contra la victoria de Lukashenko, que la Unión Europea se ha negado a reconocer.

En respuesta, Lukashenko acusó a los firmantes de actuar como desagradecidos, y les recordó que el Estado bielorruso ha cuidado gratis de ellos, incluso tras ser descalificados. "Ahora, suplican para que organizaciones internacionales sancionen al movimiento olímpico en Bielorrusia", ha declarado el presidente.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, había indicado que la organización esperará el resultado de las elecciones internas del comité bielorruso antes de tomar una decisión sobre si la bandera del país ondeará en Tokio 2020.

Ambos fueron sancionados en diciembre por el COI y se les ha prohibido asistir a Tokio 2020 durante una investigación sobre las denuncias de discriminación política contra los atletas

De hecho, el mes pasado Bielorrusia fue expulsada de sus labores de organización de los campeonatos del mundo de hockey sobre hielo por la situación política del país. Riga, la capital de Letonia, se ha convertido así en la única sede.