Publicado 15/11/2021 12:35CET

Bielorrusia.- Rusia muestra su "esperanza" de que Bielorrusia no corte el envío de gas hacia los países europeos

El presidente de Rusia, Vladimir Putin
El presidente de Rusia, Vladimir Putin - -/Kremlin/dpa

Recalca su "confianza" en que las amenazas de Lukashenko no afecten "en absoluto" al tránsito de gas

Moscú expresa su disposición a mediar en contactos entre Minsk y la UE para solucionar la crisis

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Kremlin muestra su "esperanza" de que Bielorrusia no corte el tránsito de gas desde Rusia hacia Europa, tras la amenaza en este sentido emitida la semana pasada por el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en caso de que la Unión Europea (UE) imponga nuevas sanciones contra Minsk.

Los estados miembro de la UE han adoptado este lunes el nuevo marco de sanciones contra Bielorrusia, que permitirá adoptar represalias contra individuos, entidades y agencias implicadas en la crisis migratoria supuestamente orquestada por las autoridades bielorrusas.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha resaltado que Bielorrusia es un Estado soberano que puede adoptar este tipo de decisiones, días después de manifestar que Moscú "seguirá cumpliendo con sus compromisos" sobre la entrega de gas.

"El presidente (Vladimir Putin) expresó su esperanza e incluso su confianza en que esto no afecte en absoluto al tránsito de gas y al cumplimiento de las obligaciones de Rusia ante los consumidores de gas europeos", ha manifestado Peskov.

En este sentido, ha recalcado que la puesta en marcha del gasoducto Nord Stream 2 no reducirá el transporte de gas hacia Europa a través de Bielorrusia, antes de incidir en que los presidentes de ambos países intercambian de forma regular información, también sobre las relaciones con Bruselas.

Asimismo, ha destacado que Moscú está actuando como "intermediario" entre Bielorrusia y la UE para intentar lograr una solución a las tensiones, acentuadas por la crisis migratoria en las fronteras entre Bielorrusia y varios países miembro del bloque.

Peskov ha hecho hincapié en que Rusia podría actuar "en este caso excepcionalmente como intermediario en las negociaciones, lo que ya está haciendo parcialmente", sin dar más detalles, al respecto, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

En esta línea, ha recordado que Putin ya ha mantenido contactos con Lukashenko y con la canciller alemana en funciones, Angela Merkel, al tiempo que ha rechazado responsabilizar totalmente de la crisis al mandatario bielorruso.

Peskov ha lamentado en que nadie quiera pensar en "los ideales de humanismo compartidos por los países europeos" ni en "la suerte de estos miles de personas refugiadas que llevan en la frontera desde hace casi una semana con un tiempo de mucho frío".

Por otra parte, ha negado que la crisis migratoria sea un intento de desviar la atención de la supuesta concentración de militares rusos cerca de la frontera con Ucrania, tal y como afirmó el domingo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

"Consideramos equivocada esta declaración. Es una interpretación incorrecta de la crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia", ha zanjado Peskov.

El propio Peskov tildó de "bulo" a principios de noviembre las informaciones sobre el supuesto despliegue de tropas rusas cerca de la frontera con Ucrania ante el conflicto entre el Ejército ucraniano y los separatistas prorussos en el este del país.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto en el este de Ucrania, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia. Las hostilidades han dejado hasta la fecha unos 13.000 muertos, según estimaciones de Naciones Unidas.

Contador