Publicado 23/05/2021 19:10CET

Bielorrusia.- Ryanair confirma que Bielorrusia ha obligado a aterrizar a uno de sus aviones

Aviones de la aerolínea Ryanair
Aviones de la aerolínea Ryanair - MARCIN NOWAK / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

LONDRES, 23 May. (DPA/EP) -

La aerolínea irlandesa Ryanair ha confirmado que uno de sus aviones que cubría un trayecto entre Atenas y Vilna ha sido obligado a aterrizar en Minsk, por orden de las autoridades bielorrusas. El aterrizaje forzoso podría ser una maniobra de Bielorrusia para detener a un periodista opositor.

La tripulación del avión fue alertada por las autoridades bielorrusas de una posible amenaza para la seguridad del aparato y obligada a aterrizar cerca de Minsk, ha explicado Ryanair. "No se ha hallado nada inapropiado", ha destacado la aerolínea.

"Ryanair ha notificado a las autoridades nacionales y europeas con competencias de seguridad y pedimos sinceras disculpas a todos los pasajeros afectados por este lamentable retraso por causas ajenas a Ryanair", ha indicado la compañía.

El avión tiene previsto continuar con el trayecto a partir de las 19.00 hora local (18.00, hora peninsular española).

DETENCIÓN DE UN PERIODISTA

El avión ha realizado un aterrizaje de emergencia en Minsk tras una supuesta amenaza de bomba, lo que ha permitido la detención del periodista Román Protasevich, uno de los fundadores del canal de Telegram Nexta, que jugó un papel clave en la coordinación de las protestas que siguieron a la reelección del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, denuncia la oposición.

"Roman Protasevich ha sido detenido. Estaba en un vuelo de Ryanair de Atenas a Vilna. El avión realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Minsk", publicó en la red social Telegram el centro pro derechos humanos Viasna.

Por su parte, el canal Nexta Live acusó a los partidarios de Lukashenko del "secuestro" del avión, para arrestar a Protasevich. "Le espera la pena de muerte en Bielorrusa", según Nexta Live.

La oficina de la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanovskaya, ha asegurado que un avión de combate MiG-29 escoltó al avión hasta el aeropuerto de Minsk. Además, asegura que cuando recibió el aviso de bomba estaba muy cerca de la frontera con Lituania y que el aeropuerto de Vilna estaba más cerca que el de Minsk.

La propia Tijanovskaya ha denunciado el aterrizaje en Minsk "forzado" por el "régimen" y ha advertido de que Protasevich podría ser condenado a muerte. Por ello, ha pedido una investigación de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y sanciones contra Bielorrusia.

También el presidente lituano, Gitanas Nauseda, ha criticado el "abominable" arresto de Protasevich y ha exigido su liberación inmediata. Además ha pedido a la UE y a la OTAN una reacción ante "la amenaza que supone para la aviación civil internacional el régimen de Bielorrusia".

Por su parte, el Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha condenado la "inadmisible" decisión del Gobierno bielorruso. "Seguimos atentamente lo que ha pasado con el vuelo de Ryanair entre Atenas y Vilna, forzado a aterrizar en Minsk por una supuesta amenaza de seguridad. Es absolutamente inadmisible", ha publicado Borrell en Twitter.

Borrell ha advertido de que consideran al Gobierno bielorruso "responsable de la seguridad de todos los pasajeros del avión". "TODOS los pasajeros deben poder continuar con su viaje de inmediato", ha remachado.

Ya en noviembre pasado, el Comité de Seguridad de Bielorrusia (KGB) incluyó a Protasevich y a otro fundador de Nexta, Stepan Putilo, en su lista de personas implicadas en actos terroristas.

Las elecciones presidenciales del 9 de agosto de 2020 en Bielorrusia, que otorgaron un nuevo mandato a Lukashenko, dieron origen a varios meses de protestas. Lukashenko, en el poder desde 1994, obtuvo el 80,1 por ciento de los sufragios, frente al 10,1 por ciento de la opositora Tijanovskaya, según el escrutinio oficial.

La oposición bielorrusa denunció un fraude masivo y exigió repetir los comicios, opción que Lukashenko descartó por completo.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, miembros de la Unión Europea, el Reino Unido y Ucrania, no reconocieron esos comicios. En cambio Rusia, China, varias naciones del espacio postsoviético, Cuba, Venezuela, Nicaragua y Turquía, entre otros, dieron por válidos los resultados de la votación.

Contador