Publicado 11/11/2021 14:28CET

Bielorrusia.- Vicepresidente de la CE inicia en Dubái la gira para tratar de frenar vuelos de migrantes a Minsk

Archivo - HANDOUT - 29 June 2021, Belgium, Brussels: European Commission vice-president in charge of promoting our European way of life Margaritis Schinas gives a press conference on the safe resumption of activities in the cultural and creative sectors a
Archivo - HANDOUT - 29 June 2021, Belgium, Brussels: European Commission vice-president in charge of promoting our European way of life Margaritis Schinas gives a press conference on the safe resumption of activities in the cultural and creative sectors a - Christophe Licoppe/European Comm / DPA - Archivo

BRUSELAS, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de migración, Margaritis Schinas, ha iniciado en Dubái la gira anunciada por países árabes para que estos impidan los vuelos de migrantes que, según la UE, el régimen de Alexander Lukashenko estaría fletando hasta Minsk para después trasladar a estos migrantes hasta la frontera de Polonia y países bálticos.

Bruselas anunció a comienzo de esta semana la intención de intensificar los contactos con socios "clave" en la región de Oriente Próximo para "poner fin a la instrumentalización sin escrúpulos" de migrantes por parte de Bielorrusia.

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, que asesora a Schinas en estos contactos, adelantó el martes ante la Eurocámara que la gira pasará igualmente por Líbano (este viernes), más adelante por Irak y que el objetivo es que culmine en Turquía.

Los expertos comunitarios observan desde que inició esta crisis la situación en una veintena de países para aclarar si se operan desde sus aeropuertos vuelos chárter costeados por el régimen de Lukashenko para trasladar migrantes irregulares o si juegan algún papel de apoyo a Minsk.

La Unión Europea denuncia el intento "desesperado" de Lukashenko por desestabilizar a la Unión Europea "instrumentalizando" el tráfico de seres humanos conduciendo a miles de migrantes irregulares hasta su frontera con Polonia, Lituania y Letonia.

Por eso, el Ejecutivo comunitario considera vital cortar el tráfico aéreo entre Minsk y países terceros que son origen o tránsito de gran parte de los migrantes y demandantes de asilo que huyen de conflictos en la región de Oriente Próximo.

Los Veintisiete ultiman una nueva revisión de las sanciones que impone a Bielorrusia que ya estaban en marcha antes de este último pulso entre Bruselas y Minsk, pero los Estados miembro exploran ir más allá, como ha pedido Polonia, y estudiar sanciones económicas más duras o medidas coercitivas también contra las aerolíneas que mantengan sus rutas a Minsk pese a todo.

Contador