Publicado 31/03/2021 18:51CET

Birmania.- ACNUR pide a los países vecinos de Birmania que protejan a las personas que huyen de la violencia

Un féretro de una víctima de la represión militar durante las protestas contra el golpe de Estado en Birmania
Un féretro de una víctima de la represión militar durante las protestas contra el golpe de Estado en Birmania - GETTY IMAGES

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha pedido este miércoles a los países vecinos de Birmania que protejan a las personas que huyen de la violencia en el país.

"Pedimos urgentemente a los países de la región que ofrezcan refugio y protección a todos aquellos que huyen por seguridad", ha dicho la responsable de Protección de ACNUR, Gillian Triggs, que ha señalado que es "vital" que cualquier persona que cruce la frontera buscando asilo en otro país sea capaz de acceder al mismo.

En este sentido, ha recordado que "es un hecho comprobado" que las prácticas fronterizas se pueden mantener en medio de una emergencia de salud pública y otras medidas de control fronterizo para garantizar que las personas que necesitan protección puedan acceder a asilo en el territorio.

"A los niños, mujeres y hombres que huyen por sus vidas se les debe dar refugio", ha insistido, reiterando que no deben ser devueltos a un lugar en el que sus vidas y su libertad puede estar en riesgo. "Este principio de no devolución es una piedra angular del Derecho Internacional y es vinculante para todos los estados", ha agregado.

Triggs ha puesto el foco en que los países vecinos de Birmania tienen una historia "de décadas" proporcionando protección y asistencia a los refugiados. "Mientras la situación en Birmania se deteriora más, pedimos a los estados que continúen su tradición humanitaria de salvar las vidas de todos los que se ven obligados a huir", ha aseverado.

ACNUR, que se ha declarado "preparada" para apoyar a las autoridades nacionales y locales para garantizar que los refugiados reciben la ayuda que requieren, se ha mostrado "horrorizada" por la escalada de violencia en Birmania, al tiempo que ha expresado su "impacto" por la "violencia indiscriminada" contra los civiles en todo el país.

Más de 500 personas han muerto como resultado de la represión de la junta de Birmania ante la oleada de protestas por el golpe de Estado en el país asiático, según cifras de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP), que también ha cifrado en más de 2.570 los detenidos.

VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS

Por su parte, la ONG World Vision ha pedido el fin "inmediato" de la violencia contra los niños en Birmania, destacando que cerca de 40 de los 459 civiles muertos documentados eran menores. Además, ha señalado que se estima que casi mil niños han sido detenidos arbitrariamente hasta la fecha.

"Los niños continúan siendo heridos o asesinados por las mismas fuerzas que deben protegerlos dentro de los hogares y comunidades donde deberían estar a salvo", ha señalado la ONG, que ha puesto el foco en que "la brutalidad y las escenas traumáticas que se desarrollan en sus vidas dejarán profundas cicatrices psicológicas, físicas y emocionales que tal vez no sanen durante toda una vida".

En este sentido, World Vision ha indicado que el uso de la intimidación, fuerza, gases lacrimógenos, balas de goma y armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad contra niños, niñas y civiles es "inaceptable" y se ha mostrado "profundamente preocupada" por la seguridad y el bienestar de los niños y niñas. "La violencia a la que se enfrentan es inaceptable", ha reiterado.

La ONG, que presta ayuda sobre el terreno --como alimentos-- en las comunidades afectadas, ha lamentado un aumento en los casos de matrimonio precoz, violencia sexual y física contra niños que se encuentran en el hogar, debido a las presiones económicas, físicas y mentales consecuencia de los disturbios actuales, así como de los efectos secundarios de la COVID-19.

World Vision apoya a los demás signatarios de una declaración conjunta de ONG internacionales que deja clara la posición humanitaria y el claro "llamamiento a la acción" para que todos los líderes locales e internacionales tomen medidas concretas e inmediatas para proteger a los niños y niñas durante estos tiempos difíciles.

"Pedimos urgentemente una resolución pacífica que respete el Derecho Internacional humanitario para que los niños y el pueblo de Birmania tengan esperanza en el futuro y puedan vivir la vida en su máximo potencial", ha resumido la ONG, que ha operado en el país asiático durante casi 30 años.

Contador