Publicado 28/03/2021 13:33CET

Birmania.- Agencias de la ONU condenan los ataques "sistemáticos" contra manifestantes pacíficos en Birmania

Un féretro de una víctima de la represión militar durante las protestas contra el golpe de Estado en Birmania
Un féretro de una víctima de la represión militar durante las protestas contra el golpe de Estado en Birmania - GETTY IMAGES

"La falta de respuesta a los atroces crímenes del Ejército contra los rohingyas ha llevado a Birmania a este terrible punto", han advertido

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Varias instancias de la ONU han condenado este domingo los ataques "sistemáticos" contra manifestantes pacíficos en Birmania que se han saldado este sábado con al menos 114 muertos. Además, piden una implicación de la comunidad internacional.

"Las acciones vergonzosas, cobardes y brutales del Ejército y la Policía, grabados disparando contra manifestantes que huían y que no han evitado ni siquiera a los menores más jóvenes, deben cesar de inmediato", han exigido en un comunicado conjunto la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y la relatora especial de Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio, Alice Wairumu Nderitu.

El texto destaca que hay "múltiples informaciones creíbles" que apuntan a al menos 107 muertos a manos de las fuerzas de seguridad durante la jornada del sábado, "incluidos siete menores de edad", y advierte de que "previsiblemente el número de muertos aumentará". "Hay cientos de heridos y detenidos en estos ataques aparentemente coordinados en más de 40 localidades de todo el país", han destacado.

Además, han subrayado que "la comunidad internacional tiene la responsabilidad de proteger al pueblo de Birmania de los crímenes atroces".

"El Estado tiene la responsabilidad principal de proteger a sus ciudadanos, pero la comunidad internacional comparte esa responsabilidad y en los casos en los que el Estado está fracasando manifiestamente, la comunidad internacional debería adoptar medidas a tiempo y colectivas de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas para proteger a la población civil que está en riesgo de sufrir crímenes atroces", explica el comunicado. Nderitu y Bachelet han denunciado igualmente las "detenciones arbitrarias" y las "desapariciones forzosas".

BLOQUEO EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD

En la misma línea, el relator especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en Birmania, Tom Andrews, ha pedido una acción internacional coordinada contra la dictadura.

"Ha llegado el momento de emprender una acción vigorosa y coordinada. El Consejo de Seguridad de la ONU es el lugar apropiado para examinar una crisis de esta magnitud y tomar las medidas adecuadas", ha apuntado.

Sin embargo, hasta el momento China, con capacidad de veto en el Consejo de Seguridad, ha bloqueado cualquier respuesta. "Si el Consejo de Seguridad no puede actuar, hay que organizar y convocar con carácter inmediato una cumbre internacional de emergencia sobre Birmania", ha argumentado Andrews.

En particular, Andrews ha llamado la atención sobre los fondos que la dictadura está "robando" y que "legítimamente pertenecen al pueblo de Birmania", como los del sector del petróleo y el gas.

Igualmente, "se debe negar a las fuerzas de seguridad el acceso a armas o tecnología de doble uso que puedan instrumentalizar y desplegar contra el pueblo".

RENDICIÓN DE CUENTAS DE CRÍMENES ANTERIORES

Por otra parte, Nderitu y Bachelet han pedido que se garantice la "rendición de cuentas por los crímenes" y evitar así mediante la disuasión que se perpetren crímenes aún más graves y recuerdan en particular la persecución contra la minoría rohingya por parte del Ejército, previa al golpe de Estado del 1 de febrero.

"La falta de respuesta a los atroces crímenes del Ejército como los perpetrados contra los rohingyas y otras minorías, ha llevado a Birmania a este terrible punto. No hay salida sin rendición de cuentas y reformas profundas en el Ejército", han advertido Bachelet y Nderitu.

Como nota positiva, ambas dirigentes han destacado la "diversidad" del movimiento de protesta contra la dictadura y han animado este "nuevo sentido de unidad por encima de las divisiones étnicas y religiosas".

Contador