Publicado 03/03/2020 16:04:21 +01:00CET

Birmania.- Bruselas moviliza 31 millones en ayuda humanitaria para la crisis de los rohingya

BRUSELAS, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha anunciado este martes que destinará 31 millones de euros en ayuda humanitaria para abordar la crisis de la comunidad rohingya tanto en Bangladesh como en Birmania.

"La crisis de los rohingya llega a su tercer año y ahora es más importante que nunca mantener nuestro apoyo. No podemos olvidarnos de aquellos que dependen de esta asistencia para sobrevivir", ha asegurado el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Según ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado, los fondos irán a parar tanto a comunidades en la región bangladeshí Cox Bazar, donde se encuentran los campamentos de refugiados, como a localidades en el otro lado de la frontera, en territorio de Birmania.

De total movilizado por Bruselas, 18,5 millones irán a parar a Bangladesh para ayudar a grupos vulnerables en las comunidades de acogida y entre los propios refugiados con asistencia sanitaria, alimentaria y educativa. Otros 3,5 millones se centrarán en aumentar los recursos locales para afrontar desastres naturales.

En el caso de Birmania, 6,5 millones se centrarán en ayudar a las comunidades afectadas en los estados de Rajine, Kachin y Shan con provisiones sanitarias, alimentarias, educativas y de refugio. El apoyo se enfocará también en mejorar las labores de registro y documentación de personas. Otros, 2,5 millones se usarán para reforzar la respuesta local a conflictos o desastres naturales.

El año pasado la UE movilizó 27 millones de euros en ayuda humanitaria para los refugiados rohingya en Bangladesh y 9 millones para proveer de asistencia a los desplazados por el conflicto en territorio birmano.

La crisis humanitaria se remonta a 2017 cuando cientos de miles de rohingyas, minoría musulmana en Birmania, emigraron a la vecina Bangladesh huyendo de la represión del Ejército de Rangún, en la que los investigadores de la ONU señalaron una "intención genocida". Se calcula que más de 900.000 rohingyas viven como refugiados en territorio bangladeshí.