Publicado 15/03/2021 17:48CET

Birmania.- Diez muertos este lunes en las movilizaciones contra el golpe de Estado en Birmania

Uno de los manifestantes muertos en Rangún durante la represión de las protestas contra el golpe de Estado en Birmania
Uno de los manifestantes muertos en Rangún durante la represión de las protestas contra el golpe de Estado en Birmania - Aung Kyaw Htet/SOPA Images via Z / DPA

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez personas han muerto este lunes por acciones de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes que protestan contra el golpe de Estado militar del pasado 1 de febrero en Birmania. Cinco de las víctimas han muerto durante las movilizaciones en Mandalay, mientras que tres han fallecido durante la noche y las primeras horas de la mañana en Rangún, capital económica del país, y dos más han perdido la vida durante la tarde en esta misma ciudad.

En Mandalay se han contabilizado además una veintena de heridos por la intervención de la Policía contra manifestantes pacíficos, según han explicado fuentes las organizaciones movilizadas al periódico 'Frontier'. Los fallecidos son tres hombres y dos mujeres alcanzados por los disparos con munición real en el barrio de Maha Aung Myay, situado entre el centro de la ciudad y el río Ayeyarwady.

Tres personas más han muerto y diez están heridas como consecuencia de los disparos de la Policía contra los manifestantes concentrados para protestar contra la dictadura y convocados por profesorado, personal sanitario, estudiantes y monjes en Rangún. Otros dos manifestantes han muerto durante la represión de las manifestaciones de la tarde.

Las protestas continúan a pesar del anuncio el domingo de que se impondría la ley marcial en varios barrios de Rangún, después de los graves disturbios de la jornada dominical, en los que murieron al menos 38 personas, según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos de Birmania (AAPP, por sus siglas en inglés), aunque el portal Myanmar Now eleva a 59 los muertos citando fuentes hospitalarias.

Este lunes el país ha amanecido con cortes del servicio de Internet en gran parte de Birmania, mientras que en otras áreas la conexión era intermitente, como Rangún. El corte de Internet por parte de las autoridades militares es habitual por las noches, pero esta es la primera ocasión en la que se realiza durante el día.

Mientras, la enviada especial de la ONU para Birmania, Christine Schraner Burgener, ha hecho un llamamiento a apoyar las manifestaciones prodemocráticas y ha revelado que ha recibido "relatos descorazonadores de asesinatos y malos tratos de manifestantes y tortura a detenidos durante el fin de semana". "La brutalidad incluso contra personal médico y la destrucción de infraestructuras públicas afecta gravemente las perspectivas de paz y estabilidad", ha argumentado.

Por su parte, el relator especial de la ONU sobre Derechos Humanos en Birmania, Tom Andrews, ha publicado en Twitter estar "devastado e indignado por las noticias sobre la muerte del mayor número de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad birmanas en un solo día". "Los líderes del golpe no deben estar en el poder, sino tras las rejas. Su apoyo monetario y su suministro de armas deben cesar de inmediato. Apelo a los miembros de la ONU y atender mi llamamiento a actuar", ha animado.

Al menos 126 personas han muerto debido a la represión de las protestas contra el golpe de Estado y hay más de 2.150 detenidos, según el balance publicado el domingo por la AAPP. Entre los detenidos está la 'líder de facto' del país, Aung San Suu Kyi, elegida democráticamente y ahora detenida. Había una audiencia judicial contra Suu Kyi prevista para este lunes, pero se ha suspendido debido al corte de Internet.

Contador