Publicado 01/04/2021 00:52CET

Birmania.- La enviada de Naciones Unidas en Birmania llama al Consejo de Seguridad para evitar "un baño de sangre"

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La enviada especial de Naciones Unidas en Birmania, Christine Schraner Burgener, ha instado este miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU a actuar ante la actual violencia militar en el país asiático ya que ha considerado que "un baño de sangre es inminente" en el país asiático.

"Las dudas del órgano más poderoso de la ONU provocarían un mayor deterioro de la situación en el país del sudeste asiático", ha dicho la diplomática suiza en Nueva York durante la reunión del Consejo de Seguridad a puerta cerrada para abordar esta crisis.

"Hago un llamamiento a este Consejo para que considere todas las herramientas disponibles para tomar una acción colectiva y hacer lo que es correcto, lo que el pueblo de Birmania merece y evitar una catástrofe en el corazón de Asia", ha compartido.

Asimismo, ha declarado que teme que la situación en el terreno empeore "ya que la junta militar está decidida a consolidar su control ilegal del poder por la fuerza".

Tras conocerse estas declaraciones, la enviada especial de la ONU ha compartido en Twitter una foto con la que fuera 'líder de facto' de Birmania, Aung San Suu Kyi, quien fue arrestada en el golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

Junto con la foto ha mencionado que sus declaraciones ante el Consejo de Seguridad en las que ha instado "a la liberación de Aung San Suu Kyi y de todos los detenidos desde el golpe" así como ha deseado "discutir" con la líder birmana "de nuevo cómo revisar la Constitución".

La represión de la junta militar de Birmania ante la oleada de protestas por el golpe de Estado ha dejado ya 510 fallecidos tras sumar nuevos fallecidos en distintas movilizaciones este lunes, después de un trágico fin de semana con centenares de muertos.

La Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) birmana ha cifrado en esta cantidad los decesos en el país desde que se produjo el golpe el pasado 1 de febrero, mientras son 2.574 los detenidos.

Contador