Publicado 01/11/2021 05:18CET

Birmania.- Estados Unidos condena las "terribles violaciones de DDHH" de las fuerzas birmanas en el oeste del país

Archivo - Protestas contra la junta militar de Birmania en Londres
Archivo - Protestas contra la junta militar de Birmania en Londres - VUK VALCIC / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha condenado en un comunicado distribuido este domingo las "terribles violaciones de Derechos Humanos" por parte de las fuerzas de seguridad de Birmania durante sus ataques en el estado rebelde de Chin, en el oeste del país.

"Estados Unidos está gravemente preocupado por los informes de terribles violaciones de los Derechos Humanos que las fuerzas de seguridad birmanas han perpetuado en el estado de Chin (...), incluyendo informes de que las fuerzas han prendido fuego y destruido más de 100 viviendas e iglesias cristianas", ha declarado el portavoz del Departamento, Ned Price.

La oficina ha condenado lo que considera "actos brutales del régimen birmano contra su pueblo", que, afirman, "ponen de manifiesto la total indiferencia del régimen ante las vidas y el bienestar" de los birmanos.

El Departamento de Estado ha pedido también a la comunidad internacional que actúe para prevenir violaciones de los Derechos Humanos en el territorio, evitando, por ejemplo, la venta de armas a los militares.

La oficina ha hecho un llamamiento a las autoridades militares birmanas para que liberen a los detenidos y devuelvan el país a "su camino hacia la democracia", y ha alertado contra el aumento de la violencia en el estado de Chin y en la región de Sagaing.

La resistencia birmana ha denunciado que más de 160 viviendas resultaron destruidas el pasado viernes por una serie de bombardeos del Ejército contra la localidad de Thantlang, en el estado de Chin. Por su parte, la ONG Save the Children ha constatado daños a sus instalaciones en el ataque.

Los bombardeos se produjeron después de que un soldado de la junta militar muriera por un ataque del grupo de resistencia conocido como las Fuerzas de Defensa de Chinlandia (FDC), creado tras el golpe de Estado militar del 1 de febrero.