Publicado 08/02/2021 12:24CET

Birmania.- Exteriores aconseja a los españoles en Birmania no salir de casa ante las protestas contra el golpe

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Embajada de España en Tailandia, de la que depende Birmania, ha recomendado a los españoles que residen en este país a que permanezcan en sus casas y eviten todo desplazamiento innecesario debido a las protestas que se vienen sucediendo en los últimos días en contra del golpe de Estado militar del pasado 1 de febrero.

En un comunicado, ha reiterado su recomendación de "permanecer en sus domicilios" a los españoles debido a las "nuevas protestas multitudinarias organizadas hoy en Rangún y en todo el país" y ha desaconsejado "cualquier desplazamiento que no sea absolutamente imprescindible".

Asimismo, ha aconsejado "mantenerse en todo caso alejados de manifestaciones y aglomeraciones, y atentos a la evolución de la situación" y ha advertido que debido a la huelga convocada por el movimiento de desobediencia civil varios servicios podrían verse afectados, incluidos el suministro eléctrico, el funcionamiento de hospitales y organismos e instituciones públicas.

Por ello, ha aconsejado "mantenerse preparados ante cualquier corte de electricidad o de conexión a internet que pudiera producirse hoy o en los próximos días".

Además, ha subrayado que aunque por ahora no se ha anunciado el cierre de supermercados y bancos, es "recomendable contar en todo momento con suficiente alimentación, agua, dinero en efectivo y eventuales productos médicos que pudieran resultar necesarios en cada caso".

En cuanto al aeropuerto de Rangún, la principal ciudad del país, la Embajada ha indicado que este lunes ha funcionado con normalidad y por el momento no se prevén cambios en los vuelos programados para los próximos días. En este sentido, ha pedido a quienes tengan pensado viajar que se pongan en contacto con la representación diplomática en Bangkok y en Rangún.

El Ejército birmano llevó a cabo el pasado 1 de febrero un golpe de Estado contra el Gobierno de Aung San Suu Kyi, quien fue detenida junto con otros altos cargos. Durante el fin de semana se han producido protestas contra la asonada en distintas ciudades del país pese a que las autoridades han procedido a cortar Internet y bloquear las redes sociales.