Publicado 02/03/2021 10:31CET

Birmania.- Las fuerzas birmanas recurren de nuevo a fuego real pese a los límites sugeridos por la junta militar

01 March 2021, Myanmar, Mandalay: People pray for the body of a Muslim woman, Daw Dasi, who was shot dead by the Myanmar Security Forces on 28 February, during her funeral. Myanmar Security Forces fire rubber bullets, real bullets, tear gas and sound bomb
01 March 2021, Myanmar, Mandalay: People pray for the body of a Muslim woman, Daw Dasi, who was shot dead by the Myanmar Security Forces on 28 February, during her funeral. Myanmar Security Forces fire rubber bullets, real bullets, tear gas and sound bomb - Kaung Zaw Hein/SOPA Images via Z / DPA

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La junta militar que gobierna Birmania desde hace un mes ha pedido a las fuerzas de seguridad que no utilicen fuego real para reprimir las manifestaciones en favor de la democracia, si bien algunas fuentes apuntan a que este mismo martes se habrían seguido usando balas en la principal ciudad del país, Rangún.

La del domingo fue la jornada más sangrienta desde que se iniciaron las protestas, con al menos 18 fallecidos y una treintena de heridos, según la ONU. Mientras se suceden los funerales en recuerdo de las víctimas, también lo hacen las protestas, que han vuelto a sacar a la calle este martes a miles de personas.

En uno de los principales focos de movilizaciones, Rangún, las fuerzas de seguridad habrían utilizado fuego real, pelotas de goma y granadas aturdidoras para reprimir a los manifestantes, según el portal Myanmar Now.

Todo ello después de que la cadena estatal MRTV se hiciese eco de un mensaje de la junta en la que pedía expresamente que no se utilizara fuego real, en un intento por impedir tragedias como las del domingo. "En lo referente a los métodos de dispersión de multitudes, se ha ordenado a las fuerzas de seguridad que no usen balas reales", reza el mensaje, según la agencia Bloomberg.

No obstante, las autoridades también sostienen que "las fuerzas de seguridad también podrán protegerse cuando los manifestantes pongan en peligro sus vidas, realizando disparos contra los manifestantes por debajo de la cintura". En este sentido, han denunciado ataques con tirachinas y cócteles molotov contra los agentes.

Esta nueva ola de movilizaciones llega después de la presentación de nuevos cargos penales contra la antigua líder 'de facto' del Gobierno, Aung Sang Suu Kyi, detenida desde el golpe de Estado. Los militares argumentaron que se hicieron con el poder para paliar el supuesto fraude electoral de noviembre, del que no existen pruebas.

La crisis de Birmania será el tema central de una reunión convocada este martes entre los ministros de Exteriores de los diez países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).