Publicado 06/02/2021 02:07CET

Birmania.- HRW pide el levantamiento de las restricciones al acceso a Internet y a la libertad de prensa en Birmania

Un camión policial con soldados durante el golpe de Estado en Birmania
Un camión policial con soldados durante el golpe de Estado en Birmania - Kaung Zaw Hein/SOPA Images via Z / DPA

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha solicitado el levantamiento de las restricciones al acceso a Internet así como poner fin al acoso y amenazas que está sufriendo periodistas en Birmania tras el golpe de Estado ocurrido el pasado 1 de febrero.

Durante el golpe y la declaración de estado de alarma durante un año, se cortaron todas las transmisiones a excepción de la televisión controlada por los militares. Además, desde el pasado jueves el Ejercito ha ordenado el bloqueo de redes sociales porque se estaban realizando campañas que estaban "perturbando la estabilidad del país".

Según el director para Asia de HRW, Brad Adams, el "apagón de noticias e información" está permitiendo ocultar los arrestos de los líderes golpistas.

"Los militares deben liberar de inmediato a los arrestados, restablecer el acceso a la información en Internet y proteger el derecho a la libre expresión", ha exigido Adams.

Asimismo, la organización ha indicado que varios periodistas de Birmania han recibido amenazas y que temen por su seguridad. Además ha subrayado que estos les han informado sobre "amenazas creíbles de una represión inminente y generalizada contra los trabajadores de los medios de comunicación".

La ONG ha considerado que los proveedores de servicios de Internet deben velar por los derechos de acceso a los servicios de esta red.

"El ejército de Birmania se ha involucrado en una toma de poder descarada que, si no se revierte, hará retroceder la democracia y la protección de los derechos humanos durante una generación", ha concluido Adams.

La organización ha recordado que la Comunidad Internacional ha condenado el golpe de Estado de los militares y las detenciones de los principales líderes y miembros del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD), entre ellos el arresto de la líder 'de facto' del país, Aung San Suu Kyi, así como las de varios funcionarios y activistas.

"La Asociación de Asistencia a Presos Políticos (AAPP) en Birmania dijo que 133 funcionarios fueron arrestados al inicio del golpe y también 14 activistas", a lo que se suman otras detenciones en días posteriores de manifestantes, según el comunicado de la ONG.

El golpe fue ejecutado tras las recientes tensiones a raíz de las elecciones generales de noviembre, en las que se impuso de forma aplastante la NLD y tras las que tanto la oposición como el Ejército han denunciado posibles irregularidades.