Publicado 12/02/2021 06:32CET

Birmania.- La junta militar de Birmania declara la amnistía para más de 23.000 presos

El general golpista biramano Min Aung Hlaing
El general golpista biramano Min Aung Hlaing - U AUNG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La junta militar de Birmania, que ostenta el poder del país tras el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, ha declarado este viernes la amnistía para más de 23.000 presos con motivo del Día de la Unión.

Así lo ha confirmado el diario estatal 'Global New Light of Myanmar', que ha recogido un decreto emitido por el jefe del Ejército, el general Min Aung Hlaing.

El decreto reza que "como la República de la Unión de Birmania está construyendo un nuevo Estado democrático de la paz, el desarrollo y la disciplina, por motivos humanitarios y de compasión, para convertir a reclusos en ciudadanos decentes y complacer al público, el Consejo de Administración del Estado (...) remite la pena de 23.314 presos".

Además, añade que se declara amnistía a estos presos "a condición de que cumplan una nueva y el resto de la condena anterior si vuelven a delinquir".

Este perdón de la pena de los más de 23.000 reos será para aquellos condenados antes del 31 de enero de este año. Además de la amnistía, el decreto también contempla otros beneficios para los presos, como la conmutación de la pena de muerte por la cadena perpetua y las reducciones de largos plazos de prisión.

Además de los presos birmanos, el decreto también otorga la amnistía a 55 presos extranjeros adicionales.

El Ejército de Birmania asumió el poder el 1 de febrero tras la detención de los principales dirigentes políticos del país, tras lo que declaró el estado de emergencia durante un año.

El golpe llegó tras las recientes tensiones a raíz de las elecciones generales de noviembre, en las que tanto la oposición como el Ejército han denunciado posibles irregularidades, aunque sin presentar pruebas. Desde entonces, las manifestaciones se han sucedido en las calles para condenar el golpe y han sido duramente reprimidas.