Publicado 24/04/2021 13:29CET

Birmania.- Los líderes de la ASEAN celebran una cumbre histórica con la asistencia del líder golpista birmano

24 April 2021, Indonesia, Jakarta: Malaysian Prime Minister Muhyiddin Yassin (L) speaks with Vietnamese Prime Minister Pham Minh Chinh during their meeting after attending a special Association of Southeast Asian Nations (ASEAN) Leaders' Meeting on the cr
24 April 2021, Indonesia, Jakarta: Malaysian Prime Minister Muhyiddin Yassin (L) speaks with Vietnamese Prime Minister Pham Minh Chinh during their meeting after attending a special Association of Southeast Asian Nations (ASEAN) Leaders' Meeting on the cr - Ihsan Pmo/BERNAMA/dpa

El primer ministro malasio le exige directamente que ponga fin a la violencia entre protestas ante la sede del encuentro en Yakarta

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) han comenzado este sábado en Yakarta un encuentro trascendental para la organización internacional y que tendrá como objetivo poner fin a la represión ejercida por las fuerzas birmanas tras el golpe de Estado del 1 de febrero, aprovechando la presencia en la reunión del líder de la junta militar birmana y arquitecto de la asonada, el general Min Aung Hlaing.

La reunión ha comenzado con protestas ante la sede de la reunión, que se han saldado con la detención de al menos dos participantes, identificados como abogados pro Derechos Humanos de la asociación Instituto de Ayuda Legal de Yakarta, según ha informado el grupo en su cuenta de Twitter. Las autoridades no han dispersado las protestas pero mantienen un cordón policial y han pedido a los manifestantes que se dividan en grupos pequeños para respetar las restricciones contra el coronavirus.

Mientras, ONG como Amnistía Internacional pedían en las últimas horas a los líderes que dejaran de escudarse en el "principio de neutralidad" que define a la ASEAN para reprochar directamente al líder militar birmano la violencia desencadenada por sus fuerzas contra los manifestantes, y que se ha cobrado más de 700 vidas desde el principio de las manifestaciones.

Así lo ha hecho al inicio de los turnos de palabra el primer ministro de Malasia, Muhyidin Yasin, que ha pedido el cese inmediato de la violencia, la "liberación incondicional de los presos políticos" y el acceso incondicional de observadores de la ASEAN para evaluar la situación en el país. "Malasia espera que Birmania considere estas propuestas de manera positiva", ha añadido, en declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias malasia, Bernama.

Tras las comparecencias, los líderes de la ASEAN se ha retirado tres horas a deliberar hasta que el presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha aparecido para informar de que la reunión ha terminado en un "consenso" sobre las medidas a adoptar en relación a la crisis de Birmania, que se hará saber durante las conclusiones finales de la reunión. No obstante, Widodo ha avanzado que parte de estas medidas incluirán la apertura de canales de asistencia humanitaria y, posiblemente, una petición en firme para la liberación de los presos políticos.

La declaración, sea como fuere, se caracterizará por la ausencia entre los firmantes del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, acusado en su momento de perpetrar una brutal e indiscriminada campaña de violencia policial bajo el paraguas de la lucha contra el narcotráfico, y del primer ministro de Tailandia -- y a la postre también líder de un golpe de Estado militar en 2014 --, Prayuth Chan-Ocha. Ambos han decidido enviar a sus respectivos ministros de Exteriores como representantes.

Asociaciones civiles han aprovechado para criticar la ausencia en la cumbre del recientemente constituido Gobierno de Unidad Nacional de Birmania, una administración formada por diputados birmanos, elegidos democráticamente en noviembre de 2020, y que se encuentran ahora exiliados por miedo a la persecución de las fuerzas militares.

"Es el Gobierno legítimo con el que los líderes de la ASEAN deberían estrechar manos, no con la junta militar", ha lamentado en declaraciones a la agencia DPA el activista birmano Khin Ohmar, quien ha reprochado además a la ASEAN el silencio que guardaron durante la persecución militar contra la minoría rohingya en Birmania, en 2017, y calificada de genocidio por numerosas organizaciones humanitarias internacionales.

Contador