Publicado 12/03/2021 13:55CET

Birmania.- ONU Mujeres traslada su "preocupación" por la violencia contra las mujeres en las protestas de Birmania

Protesta contra la junta militar de Birmania en Mandalay
Protesta contra la junta militar de Birmania en Mandalay - KAUNG ZAW HEIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, ha trasladado este viernes su "profunda preocupación" por la violencia "desproporcionada" contra las mujeres registrada en las protestas contra el golpe de Estado en Birmania.

Según ha explicado, la represión de las movilizaciones ha causado la muerte de seis mujeres, mientras que cerca de 600, incluidas mujeres jóvenes, LGTBIQ+ y activistas, han sido detenidas. "Además, aquellas que están detenidas también han asegurado haber sufrido acoso sexual y violencia", ha lamentado.

La directora de ONU Mujeres, que ha condenado "enérgicamente" la violencia en las protestas y el uso de fuerza letal contra los manifestantes, ha señalado que las mujeres han jugado un rol "vital" en la historia de Birmania.

"Continúan haciéndolo y no deben ser atacadas y castigadas por expresar pacíficamente sus puntos de vista", ha agregado, al tiempo que ha recordado que Birmania es uno de los países firmantes de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres.

Por ello, ha pedido al Ejército y la Policía birmanos que se aseguren de que el derecho a la asamblea pacífica "se respeta completamente" en el país y que los manifestantes, incluidos las mujeres, no son objeto de "represalias" por participar en las movilizaciones.

Asimismo, ha instado a las fuerzas de seguridad a respetar los Derechos Humanos de las mujeres que han sido arrestadas y actualmente están detenidas, antes de pedir la liberación "inmediata" de todas los detenidos.

La asonada tuvo lugar poco antes de que tomara posesión el nuevo Parlamento, surgido de las elecciones de noviembre, en las que la Liga Nacional para la Democracia (NLD) de la entonces líder 'de facto', Aung San Suu Kyi, se hizo con una amplia victoria, en medio de las denuncias de fraude de un partido vinculado a las Fuerzas Armadas.

El golpe de Estado se ha visto seguido por una oleada de protestas que se han saldado con decenas de muertos y cientos de detenidos, en medio de los llamamientos internacionales al Ejército para que respete el derecho de manifestación y devuelva el poder a las autoridades civiles.