Publicado 05/05/2021 16:13CET

Birmania.- La oposición birmana constituye su propia "Fuerza de Defensa" frente a la junta militar

Protesta en Londres contra al junta militar birmana
Protesta en Londres contra al junta militar birmana - TAYFUN SALCI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La administración constituida por la oposición birmana como contrapeso a la junta militar ha anunciado este miércoles la creación de una "Fuerza de Defensa", en un intento por organizarse para hacer frente a la represión que sacude el país asiático desde el golpe de Estado del 1 de febrero.

La asonada derivó en el arresto de algunos de los principales responsable del país, incluido el entonces presidente, Win Myint, y a la líder 'de facto' del Gobierno, Aung San Suu Kyi, que permanecen encarcelados y sobre quienes pesan varios cargos penales.

En un intento por aglutinar fuerzas y aspirar al reconocimiento internacional, la oposición a la junta anunció en abril el Gobierno de Unidad Nacional, una suerte de administración política que ahora quiere disponer también de sus propias fuerzas de seguridad.

Así, ha anunciado la creación de la Fuerza de Defensa del Pueblo, paso previo a la constitución de un Ejército, según un comunicado recogido por el portal de noticias independiente 'Myanmar Now'. La nota no revela más detalles acerca de la composición de este nuevo cuerpo.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ya avisó en abril del riesgo de que la crisis política en Birmania derivase en una guerra civil y aludió a "parecidos claros" con el inicio del conflicto en Siria en el año 2011. La expresidenta chilena, que ve indicios de crímenes contra la humanidad por la violenta represión de las protestas, denunció el uso de armas sofisticadas en la contención de estas manifestaciones.

La Asociación de Ayuda a los Presos Políticos (AAPP), que recaba de forma independiente los datos de víctimas de esta represión, estima que la cifra de fallecidos ronda ya los 470, mientras que más de 4.700 personas han sido detenidas desde el golpe.