Publicado 30/10/2021 10:18CET

Birmania.- La resistencia birmana denuncia más de 160 hogares destruidos en el ataque del Ejército sobre Thantlang

Archivo - 11 September 2021, United Kingdom, London: Protesters stage a demonstration against the military coup in Myanmar in central London. Photo: Tayfun Salci/ZUMA Press Wire/dpa
Archivo - 11 September 2021, United Kingdom, London: Protesters stage a demonstration against the military coup in Myanmar in central London. Photo: Tayfun Salci/ZUMA Press Wire/dpa - Tayfun Salci/ZUMA Press Wire/dpa - Archivo

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La resistencia birmana ha denunciado que más de 160 viviendas resultaron destruidas el pasado viernes por una serie de bombardeos del Ejército contra la localidad de Thantlang, en el estado rebelde de Chin, en el oeste del país.

De momento se desconoce el número de víctimas por la dificultad para acceder al lugar de los bombardeos, según un portavoz del grupo de resistencia conocido como las Fuerzas de Defensa de Chinlandia, creado tras el golpe de Estado militar del 1 de febrero, al portal de noticias Myanmar Now.

De hecho, la ONG Save the Children ha constatado daños a sus instalaciones en el ataque del viernes, que comenzó en torno las 11.00 horas (hora local) tras el uso de armamento pesado, en un incendio que sigue arrasando la ciudad ante la falta de servicio de bomberos disponible para controlar las llamas.

Save the Children ha levantado la voz de alarma ante la preocupación por la seguridad de 20 niños que se cree que permanecen en la ciudad.

"La destrucción causada por esta violencia no tiene ningún sentido. No solo ha dañado una de nuestras oficinas, sino que corre el riesgo de destruir toda la ciudad y los hogares de miles de familias, niños y niñas", ha lamentado el director de Cooperación Internacional y Acción Humanitaria de Save the Children, David del Campo.

"Condenamos estos ataques en los términos más enérgicos posibles. Los ataques indiscriminados son violaciones del Derecho Internacional Humanitario", ha criticado Del Campo, que también ha hecho un llamamiento a las partes para que "se abstengan de cualquier ataque de este tipo y pongan la protección de los civiles, en especial de los niños y niñas, en primer plano".

Este es un incidente más de los que demuestran la escalada de la crisis en Birmania, ha considerado la organización, que ha denunciado el aumento de la violencia, que afecta a un gran número de niños, que ven como el golpe de Estado y la crisis humanitaria están amenzando sus derechos fundamentales de la infancia.

En Thantlang vivían casi 10.000 personas antes de que los combates obligaran a huir a casi toda la ciudad el mes pasado, cuando el conflicto se intensificó en el estado de Chin, entre ellos los diez miembros de su personal que trabajaban en la ciudad. La mayoría de los habitantes de la ciudad se han refugiado en pueblos de la frontera con India, mientras que otros han cruzado ya la frontera.