Publicado 04/10/2021 14:57CET

Birmania.- Suu Kyi pide espaciar las vistas judiciales en su contra en Birmania por motivos de salud

Archivo - Aung San Suu Kyi, antigua líder 'de facto' del Gobierno de Birmania
Archivo - Aung San Suu Kyi, antigua líder 'de facto' del Gobierno de Birmania - ZHANG DONGQIANG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La antigua 'líder de facto' de Birmania Aung San Suu Kyi, detenida tras el golpe de Estado de febrero, ha reclamado este lunes a un tribunal del país que las vistas tengan lugar más espaciadas debido a motivos de salud, según ha informado su abogado, en declaraciones recogidas por el portal de noticias Myanmar Now.

"Ha dicho que ha tenido que pasar toda la semana ante el tribunal y que eso supone una carga para su salud", ha dicho Jin Maung Zau, quien ha detallado que Suu Kyi ha solicitado que las vistas tengan lugar cada dos semanas, en lugar de cada semana. Suu Kyi permanece bajo arresto desde la asonada del 1 de febrero.

El juicio contra la Premio Nobel de la Paz fue aplazado en septiembre después de que no acudiera a una vista judicial por motivos médicos. La exlíder birmana se enfrenta a cargos por violar las restricciones impuestas por el coronavirus y cometer delitos de sedición y corrupción, entre otros.

Suu Kyi ha afirmado este mismo lunes durante la vista que las acusaciones por corrupción vertidas contra ella por el ex ministro principal de Rangún Phyo Min Zein son "absurdas", después de que éste afirmara la semana pasada que le entregó 600.000 dólares y 11,4 kilogramos de oro a cambio de protección y apoyo a sus negocios.

Tras la declaración de Min Zein, el ministro de Justicia del gobierno 'paralelo' establecido por la Liga Nacional para la Democracia (NLD) tras el golpe de Estado militar, Zein Oo, manifestó que el hombre podría haber realizado estas declaraciones tras haber sufrido malos tratos bajo custodia.

Min Zein es una de las principales figuras de la NLD de Suu Kyi y llegó a rumorearse que podría ser uno de sus sucesores al frente del partido. El político fue uno de los primeros líderes de la formación en ser detenidos por los militares tras la asonada.

Por otra parte, la junta birmana ha rechazado una petición de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para que su enviado especial al país, Erywan Yusof, se reúna con Suu Kyi, según fuentes citadas por el diario 'The Irrawaddy', que han indicado que los militares han ofrecido al bloque un encuentro con el exvicepresidente Henry Van Thio.

La comparecencia de Suu Kyi ante el tribunal ha tenido lugar tras un fin de semana de violencia en el que alrededor de cien militares habrían muerto en combates en las regiones de Magwe, Tanintharyi y Sagaing, según un balance publicado por el Ministerio de Defensa 'paralelo', que ha hablado de más de 35 ataques contra posiciones del Ejército.

El país es escenario de un repunte de los ataques por parte de grupos rebeldes y milicias asociadas al Gobierno de unidad de la NLD después de que éste anunciara el 7 de septiembre el inicio de una "guerra defensiva" ante la represión de la junta, que ha dejado cientos de muertos desde febrero de 2021.

El golpe de Estado fue dado horas antes de que tomara posesión el nuevo Parlamento del país, surgido de las elecciones celebradas el año pasado en el país, en las que un partido con lazos con el Ejército denunció fraude y en las que la NLD de Suu Kyi logró una amplia mayoría.

La asonada desencadenó una oleada de protestas populares que han sido reprimidas con dureza por el Ejército y la Policía, incidentes que se han saldado hasta la fecha con más de 1.150 muertos y cerca de 8.750 detenidos, de los cuales unos 7.100 siguen bajo custodia, según datos recabados por la Asociación de Ayuda a los Presos Políticos (AAPP).

Contador