Publicado 15/10/2020 13:32CET

Birmania.- La UE, EEUU, ACNUR y Reino Unido convocan una conferencia de donantes para ayudar a los refugiados rohingyas

Birmania.- La UE, EEUU, ACNUR y Reino Unido convocan una conferencia de donantes
Birmania.- La UE, EEUU, ACNUR y Reino Unido convocan una conferencia de donantes - 2020 GETTY IMAGES / ALLISON JOYCE - Archivo

La cita se celebrará con formato virtual el 22 de octubre con el objetivo de recaudar fondos para las necesidades más urgentes

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos, la Unión Europea, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Reino Unido han convocado para el 22 de octubre una conferencia internacional de donantes en formato virutal para recaudar fondos para dar apoyo humanitario urgente a los refugiados rohingyas.

En un comunicado conjunto, Reino Unido, Estados Unidos, la Unión Europea y ACNUR han hecho hincapié en que hay una clara falta de financiación de la respuesta internacional a la crisis de refugiados rohingyas, que únicamente ha conseguido hasta la fecha la mitad de los fondos requeridos.

Los cuatro organizadores de la conferencia internacional de donantes harán un llamamiento a la comunidad internacional para que se aporten los fondos necesarios para ayudar a los refugiados rohingyas, a las comunidades que los acogen y a los rohingyas que viven como desplazados internos en Birmania.

En la conferencia virtual, Estados Unidos, la Unión Europea, ACNUR y Reino Unido pedirán al resto de países que aumenten la ayuda para los rohingyas, una comunidad musulmana minoritaria que sufre discriminación en Birmania, tres años después de la última fase de la crisis que sufrió este colectivo en agosto de 2017 por una campaña de persecución de las Fuerzas Armadas birmanas en el estado de Rajine.

Naciones Unidas ha reclamado más de 1.000 millones de dólares en ayuda para cubrir las necesidades humanitarias de los refugiados rohingyas en Bangladesh en 2020 y, hasta la fecha, solo se ha recaudado la mitad de los fondos solicitados.

La conferencia internacional tendrá como objetivo recaudar fondos urgentemente requeridos para ayudar a los desplazados rohingyas, tanto a los que siguen en Birmania como a los que han tenido que abandonar el país. Los fondos servirán también para apoyar servicios críticos en las comunidades de acogida en otros países asiáticos.

La cita virtual será una oportunidad para que Estados Unidos, Reino Unido, ACNUR y la Unión Europea reiteren que cualquier solución duradera a esta crisis debe incluir el retorno "voluntario, digno, seguro y sostenible" de los refugiados y desplazados rohingyas a sus hogares.

En esta misma líneas, los cuatro actores subrayarán su petición de un alto el fuego para permitir la llegada de ayuda humanitaria a "todas las comunidades que necesitan ayuda". El subsecretario de Estado estadounidense, Stephen Biegun, ha dejado claro que su Gobierno apoya a Reino Unido, la Unión Europea y ACNUR para liderar el llamamiento a apoyar la respuesta internacional a la crisis de los rohingyas.

"Como el país donante más generoso del mundo, somos un catalizador de la respuesta humanitaria internacional y pido a otros que contribuyan a esta causa, tanto a los socios de larga data como a los nuevos donantes y a los que aspiran a serlo", ha afirmado Biegun.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Reino Unido, Dominic Raab, ha recordado que los rohingyas han afrontado "una brutalidad horrible" y se han visto obligados a huir de sus casas "en las peores circunstancias imaginables". "Hemos actuado contra los arquitectos de esta violencia sistemática, incluso con sanciones, y continuaremos haciendo que rindan cuentas los responsables", ha explicado. "El mundo debe levantarse frente a la gravedad de la petición y unirse para salvar vidas", ha apostillado.

El comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, ha destacado que los rohingyas han tenido "el apoyo continuo" de la Unión Europea "en estos momentos críticos" y ha dejado claro que el bloque comunitario está comprometido para "aumentar" el apoyo a la petición de ayuda humanitaria. "La comunidad internacional debe reforzar los esfuerzos conjuntos para alcanzar una solución sostenible, una que genere condiciones para el retorno digno, seguro y voluntario de los refugiados rohingyas", ha recalcado.

Por último, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, ha hecho hincapié en que hay que ayudar a la comunidad rohingya y ha resaltado que los refugiados, "como todos", "tiene el derecho a una vida de dignidad y a una oportunidad para tener un futuro estable y seguro".

Desde el último éxodo masivo de rohingyas del estado birmano de Rajine en agosto de 2017, la inmensa mayoría de los refugiados de esta comunidad viven en campamentos en Bangladesh. Actualmente hay 860.00 refugiados rohingyas en los campamentos de Cox's Bazar, mientras que en otros países viven unos 150.000. En el estado de Rajine se estima que viven unos 600.000 rohingyas.

Contador