Publicado 18/10/2021 13:02CET

El bloque encabezado por Al Sadr promete "un proyecto de reformas" y "proteger los derechos" de la población en Irak

Simpatizantes de la coalición Sayirún que lidera el clérigo chií Muqtada al Sadr en Irak
Simpatizantes de la coalición Sayirún que lidera el clérigo chií Muqtada al Sadr en Irak - Ameer Al Mohammedaw/dpa

Recalca que acepta los resultados de las parlamentarias "con espíritu de responsabilidad"

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El bloque encabezado por el destacado clérigo chií Muqtada al Sadr, el más votado en las recientes elecciones parlamentarias en Irak, ha destacado que trabajará para poner en marcha "un proyecto de reformas" y "proteger los derechos" de la población.

El bloque 'sadrista' ha anunciado que acepta con "espíritu de responsabilidad" los resultados oficiales, ratificados el domingo por la comisión electoral y ha resaltado que trabajará "para todos los iraquíes", tal y como ha recogido la agencia iraquí de noticias NINA.

Así, ha apuntado que llevará a cabo sus labores independientemente de la "afiliación y orientación" de cada iraquí debido a que es necesario "preservar la unidad y la cohesión" del país y "apoyar las posiciones nacionales".

"Adoptaremos también todas las medidas constitucionales, legales y políticas para proteger la independencia, soberanía y dignidad de Irak y su pueblo para garantizar que la seguridad y la paz prevalecen en todo Irak", ha remachado el bloque Sayirún.

El presidente de Irak, Barham Salí, ha resaltado este mismo lunes que el país "atraviesa un momento sensible" y hace frente a "enormes desafíos", por lo que ha apostado por "unificar las filas nacionales, dar prioridad al lenguaje del diálogo, defender los intereses del país y avanzar hacia el cumplimiento de las necesidades del país y las aspiraciones de los iraquíes por una vida libre y digna".

Miles de personas salieron el domingo a las calles de varias ciudades de Irak, sobre todo de la capital, Bagdad, así como de la segunda ciudad más importante del país, Basora, para protestar contra los resultados de las parlamentarias, donde los grupos políticos afines a Irán han sufrido un importante varapalo.

Diversos partidos iraquíes alineados con Irán expresaron la semana pasada su rechazo a los resultados de las elecciones. "No aceptamos estos resultados inventados, sea cual sea el precio", dijo el líder de la Alianza Al Fatá, Hadi al Amiri.

La Alianza Al Fatá es parte de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de milicias --muchas de ellas alineadas con Irán-- paramilitares que apoyaron la ofensiva del Ejército contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Las parlamentarias, de carácter anticipado, fueron convocadas tras la grave crisis política en la que se vio sumido el país tras las masivas movilizaciones registradas en 2019, que forzaron la dimisión del Gobierno y la aprobación de una nueva legislación electoral.

Las protestas, que estallaron en octubre de 2019 y se saldaron con más de 550 muertos --según el balance oficial facilitado en julio de 2020--, supusieron una nueva muestra del desencanto de la población con la clase política ante los numerosos casos de corrupción, el mal estado de los servicios públicos y la crisis económica imperante en Irak.