Bolivia.- Unas 200.000 hectáreas expropiadas por Morales están paralizadas a la espera de una ley para su redistribución

Actualizado 07/09/2006 21:09:51 CET

Se trata de pequeñas parcelas dispersas para cuya redistribución individual sería necesaria la aprobación de una nueva figura legal

LA PAZ, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Unas 200.000 hectáreas de terreno, en su mayoría pertenecientes a propiedades grandes y medianas que fueron expropiadas como "improductivas" por el Gobierno de Evo Morales, se encuentran paralizadas a la espera de que se apruebe la reforma de la ley que deberá regular su redistribución entre los indígenas bolivianos sin tierra.

Así lo confirmó el director departamental del Instituto de Reforma Agraria (INRA) de Bolivia, Dionisio Rivas, quien explicó que estas tierras no pueden ser distribuidas porque se dividen en pequeñas parcelas de 40 y 50 hectáreas dispersas por todo el departamento.

Según Rivas, estas pequeñas extensiones de tierra no sirven para un plan de asentamiento humano colectivo y no existe una figura legal apropiada para su distribución individual en la actual ley para la reforma agraria en Bolivia. En la actualidad, existen 50 solicitudes colectivas formales que piden más de 50.000 hectáreas de tierras.

"Esta es otra de las razones por las que se deben aprobar las reformas a la Ley 1.715 (INRA), porque el proceso de saneamiento nos está dejando pequeñas parcelas por todas partes y éstas podrían servir para producción de forma modular a pequeñas asociaciones o agrupaciones dedicadas a la actividad agrícola y que quieran recibir 50 hectáreas en lugares alejados", indicó la autoridad.

Rivas informó de que hasta la fecha, el INRA ha titulado más de dos millones de hectáreas a favor de comunidades indígenas y que 1,2 millones de hectáreas se encuentran en proceso de entrega a campesinos sin tierra.

TIERRAS PARA LOS GUARANIES

Señaló también que la demanda de tierras en Santa Cruz es de seis millones de hectáreas, por lo que muchas comunidades no contarán con espacios propios cuando concluya el proceso de saneamiento. Según Rivas, el proceso de saneamiento de tierras en Santa Cruz se encuentra avanzado hasta en un 50%, mientras que la titulación de tierras a escala departamental se avanzó en un 15%.

"El pueblo guaraní es uno de los demandantes, pero en Guarayos ya no existen tierras fiscales. En este caso, como el pedido sobre derechos por territorio de esta comunidad es histórico, será necesario expropiar una parte de los predios de los propietarios más próximos a las zonas de esta comunidad", comentó.

La figura de expropiación existe en la ley actual pero su ejecución se basa en un proceso que, a juicio de Rivas, es "largo y confuso", por lo que no se actuará hasta la aprobación de las modificaciones del marco legal del INRA.

Por otra parte, el Gobierno, a través del Servicio Nacional de Areas Protegidas (Sernap), inició la militarización de propiedades con el objetivo de sentar soberanía en todas las áreas protegidas.

El director del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Herland Flores, informó de que el primer puesto vigilado por guardaparques y efectivos del Ejército se ubicó en Parque Madidi, en el departamento de La Paz, donde comunidades peruanas y brasileñas robaban madera y saqueaban recursos naturales de Bolivia.