Actualizado 17/12/2013 21:05 CET

Alcalde de La Paz espera reunirse con el Gobierno y redefinir el censo

Luis Revilla, alcalde de La Paz
Foto: REUTERS

LA PAZ, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de La Paz, Luis Revilla, ha declarado este jueves que el Gobierno debería dejar de lado su actitud de "discriminación y menosprecio" y sentarse a dialogar para redefinir las estadísticas del censo tras la protesta celebrada el miércoles para denunciar que los últimos datos de registros de habitantes perjudicarán a la ciudad en el reparto de fondos que realiza el Ejecutivo.

   "Ojalá pueda abrirse un espacio de diálogo conjunto en beneficio de la gente, en beneficio de la ciudad de La Paz. Ojalá el Gobierno reflexione y deje de actuar con tanta soberbia", afirmó el alcalde de la ciudad a una radio local, según ha recogido el diario boliviano 'La Razón'.

   El Gobierno de la ciudad tiene previsto realizar, paralelamente al diálogo que pueda llevar con el Ejecutivo, un recuento de la población de La Paz para contrastar su resultado con los del Censo Nacional de 2012, el cual concluyó que la principal urbe del país contaba con aproximadamente 30.000 habitantes menos que en 2001.

   Aunque todavía no se ha evaluado los resultados de la huelga del pasado miércoles, fuentes oficiales han confirmado al menos tres heridos a causa de las heridas sufridas en enfrentamientos con la Policía.

   Por su parte, las autoridades gubernamentales del país han declarado que el paro de La Paz fue un acto político e ilegal. Además, cifraron en un 7 por ciento la no asistencia de los funcionarios públicos a sus puestos de trabajo, a los cuales se les recortará un día de salario, salvo en el caso de los docentes, quienes se vieron en muchos casos obligados a suspender las clases para mantener la integridad de sus alumnos, según ha informado el ministro de Trabajo, Félix Juan López.