Publicado 25/08/2021 09:16CET

Bolivia.- Almagro tacha de "infamia" las acusaciones sobre el golpe de Estado en Bolivia

Archivo - Luis Almagro, secretario general de la OEA
Archivo - Luis Almagro, secretario general de la OEA - EL TIEMPO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha tachado de "infamia" las acusaciones que le involucran en el supuesto golpe de Estado de Bolivia en 2019, al tiempo que ha sostenido que no reconoció la constitucionalidad del gobierno de Jeanine Áñez.

Almagro ha aseverado que la OEA fue "la única" institución que se inclinó por respetar el mandato del expresidente Evo Morales tras las elecciones de octubre de 2019, que desencadenaron una grave crisis política en la nación andina.

En referencia a la constitucionalidad del gobierno de la expresidenta Áñez, ha defendido en una mesa redonda con ocasión de la presentación de un libro, intervención recogida por la prensa boliviana, que "la reconocieron primero dirigentes bolivianos como (el presidente) Luis Arce o como (el portavoz del Gobierno, Jorge) Richter".

El secretario general de la OEA ha aludido específicamente a un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el 15 de noviembre de 2019 y ha hecho hincapié en que, en el mismo, no reconoce la constitucionalidad de Áñez porque "no tenía elementos, reconozco que estaba hablando con el gobierno transitorio, es lo único".

En el mensaje, Almagro traslada que mantuvo una conversación con la expresidenta, a la que califica de presidenta del Gobierno provisional de Bolivia". Áñez le "agradece" la llamada y "su reconocimiento a nuestro Gobierno de transición" en un mensaje posterior.

Durante la jornada de este miércoles tendrá lugar la sesión del Consejo Permanente de la OEA en la que Bolivia dará a conocer su protesta por un pronunciamiento de la secretaría general de la organización que ratificó que hubo irregularidades en las elecciones de 2019.

Evo Morales se proclamó vencedor de las elecciones presidenciales de 2019, en las que buscaba un cuarto mandato, pero su principal rival, Carlos Mesa, que quedó segundo, denunció un "fraude gigantesco".

Las partes accedieron a que la Organización de Estados Americanos (OEA) realizara una auditoría con la que detectó "irregularidades". Morales dimitió el 10 de noviembre en medio de una ola de violencia que dejó más de 30 muertos. Jeanine Áñez, entonces 'número dos' del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder.

Morales, Arce y personalidades de su partido, Movimiento Al Socialismo (MAS), han acusado repetidamente a Almagro de ayudar a propiciar el golpe de Estado tras los comicios, lo que el secretario general de la OEA niega.