Publicado 21/08/2021 23:49CET

Bolivia.- Áñez se autolesiona en prisión y su entorno apunta a un intento de suicidio

Archivo - La expresidenta boliviana Jeanine Áñez
Archivo - La expresidenta boliviana Jeanine Áñez - XINHUA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La expresidenta boliviana Jeanine Áñez, acusada de genocidio, ha se ha lesionado en lo que su entorno considera un intento de suicidio ante las condiciones de su encarcelamiento en el Centro Penitenciario de Miraflores de la ciudad de La Paz.

"La salud de la señora Jeanine Áñez es completamente estable. Lamento informar al pueblo boliviano que habría pretendido generarse una autolesión en horas de la madrugada del día de hoy. Tiene unos pequeños rasguños en uno de sus brazos, pero no hay nada de qué preocuparse", ha explicado el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, según recoge la agencia de noticias oficial boliviana, ABI.

Del Castillo ha apuntado que tras realizarle las consultas correspondientes sobre el contexto en el que sucedió el hecho, Áñez manifestó desconocer los móviles por los que habría intentado generarse una lesión.

"Las lesiones son superficiales que no han generado ningún tipo de lesión considerable", ha explicado, al tiempo que ha informado de que personal médico determinará si Áñez requiere de una evaluación psicológica.

La abogada de Áñez Norka Cuéllar ha revelado que Áñez presenta tres cortes en la muñeca izquierda y otro en el antebrazo, heridas que fueron suturadas por un médico.

Tras conocerse la noticia, uno de los abogados de Áñez, Martín Camacho, ha criticado a Del Castillo por "insensible, inhumano, que habla de unos rasguños en la muñeca que tuviese la expresidenta Jeanine Áñez, cuando en realidad de lo que se trata es de un hecho grave: un intento de suicidio por la excesiva detención y al extremo que la han llevado a esta mujer, que está sufriendo", según declaraciones al diario 'El Deber'.

"Está encerrada en una habitación, no tiene permiso ni para salir al patio, ni para salir a ver la luz del día. Entonces, deberá responder el mismo ministro de Gobierno y el mismo Gobierno del MAS por cualquier hecho o por cualquier lesión que tenga la vida de Áñez", ha añadido.

Por su parte, el dirigente opositor Samuel Doria Medina ha denunciado que "el oficialismo ha acorralado a Jeanine Añez sistemáticamente, quitándole todos sus derechos, incomunicándola, impidiendo que atienda su salud física y mental, cerrándole todas las salidas legales".

Doria, líder de Unidad Nacional (UN), cree que "el Gobierno ha provocado" que Áñez "intente quitarse la vida". "Jenine sufre una tortura física y psíquica que no es legal, pero que es legalizada por el aparato judicial masista", ha argumentado.

Para Doria, todo esto se origina "en el deseo de venganza del (partido gubernamental) MAS y en su impunidad para pasar por alto la Constitución y los compromisos del país con convenciones y pactos que protegen los derechos humanos de los detenidos".

El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, anunció el viernes que había presentado un requerimiento para iniciar un juicio de responsabilidades en contra de Áñez por los presuntos delitos de genocidio, lesiones graves y leves y lesión seguida de muerte por los hechos de Sacaba y Senkata, registrados en el marco de las protestas postelectorales de 2019.

Áñez se encuentra encarcelada, acusada de sedición, terrorismo, conspiración y ahora también de genocidio por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019.