Publicado 09/01/2022 19:54CET

Bolivia.- Áñez recuerda que concedió el salvoconducto a Arce mientras él "goza de verme presa"

Archivo - La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez
Archivo - La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez - XINHUA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La expresidenta de Bolivia Jeanine Ález ha recordado que en 2019 el actual presidente, Luiz Arce, estaba "desesperado" por salir de Bolivia y le concedieron por ello el salvoconducto "de inmediato".

"A nosotros nos llamó alguien muy cercano a Luis Arce para pedir por su persona, que estaba desesperado por salir de Bolivia. Viendo su situación de salud, le dimos el salvoconducto de inmediato", ha explicado Áñez en una entrevista con el diario 'Página Siete'.

Ahora Arce "goza (de) verme presa". "Me he enterado que hace chistes sobre mi persona y mi desgracia en la cárcel. Probablemente obedece a (Evo) Morales, que es un hombre resentido y abusador de mujeres y personas", ha argumentado la exdirigente.

Áñez ha concedido esta entrevista, entregada a través de manuscrito, después de diez meses en prisión, acusada de sedición, conspiración y de la represión de las protestas contra la salida de Evo Morales del poder en noviembre de 2019.

"Siempre supe que querían venganza. Evo Morales es un hombre lleno de odio y resentimiento, habla con odio. Una persona que maneja el gobierno por detrás, como él, y que se atrevió a negar la existencia de un hijo muerto es mi máximo juzgador", se ha lamentado.

Áñez ha subrayado que está en prisión "por evitar una guerra civil, esa que buscaba el Movimiento Al Socialismo (MAS)". "Yo no evado responsabilidades, lo volvería a hacer. Yo cumplí con mi deber patriota, tengo la conciencia tranquila. Enfrentamos la violencia y llamamos a nuevas elecciones", ha argumentado.

Para Áñez, Morales "no pudo llevar adelante el plan de irse, generar violencia, vacío de poder y volver como el salvador". "Quiso imitar lo que hizo Hugo Chávez en Venezuela en el pasado y le salió mal", ha apuntado.

En cuanto a su situación en prisión, Áñez ha asegurado que durante meses tuvo una relación respetuosa con el personal policial, pero "a partir del cambio de directora del penal, las presas y algunas policías cambiaron". "Hay la instrucción de hostigamiento (...). Yo sé que hay la orden de matarme y día a día van avanzando", ha advertido.

Áñez ha denunciado que está "secuestrada". "He tenido muchos problemas de salud. Tengo que estar controlada por el deterioro de mi salud, tengo muchas lagunas mentales", ha explicado. "Lo único que hoy me tranquiliza es ver a mis dos hijos y tomar mis píldoras por prescripción de mis médicos particulares", ha añadido.

Contador