Actualizado 22/12/2006 19:55:00 CET

Bolivia.- La Asamblea Constituyente suspende sesiones hasta enero sin llegar a un acuerdo sobre el mecanismo de votación

LA PAZ, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los parlamentarios de la Asamblea Nacional Constituyente de Bolivia acordaron ir un receso de fin de año hasta el mes de enero sin que la oposición y el oficialismo hayan podido llegar a un acuerdo sobre el sistema de votación para la elaboración de la nueva Constitución.

Tras la sesión que terminó esta madrugada, los legisladores informaron que no será hasta después del 8 de enero de 2007 cuando se pueda concretar un mecanismo de debate para la discusión y aprobación de los artículos de la Carta Magna, aunque algunos opositores advirtieron que se había producido una ruptura del diálogo, reseñó la prensa local.

El constituyente Carlos Romero, integrante de la comisión encargada de reformar el artículo 70 que establece el sistema de votación, lamentó la "interrupción de un espacio de trabajo" en el cual, en su opinión, se habían logrado coincidencias con la mayoría de los partidos contrarios al Gobierno de Evo Morales.

Los legisladores opositores criticaron que el partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), propusiera que la Constituyente apruebe por dos tercios los artículos que la oposición logre vetar por un tercio de los votos (80 asambleístas), pero alegando que si la discusión de todos los artículos no termina antes del 2 de julio de 2007 las leyes restantes se aprobarán entonces por mayoría absoluta.

Este planteamiento disgustó a la oposición, que ayer en la tarde, había abandonado la idea del mecanismo de votación por dos tercios, hecho que provocó que en la última sesión del año sólo estuviera presente un diputado de esta bancada.

El jefe del partido Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, aseguró que se había hecho el último esfuerzo en 2006 para encontrar una solución y acusó al MAS de alargar las discusiones. "Se han hecho la burla del pueblo boliviano" criticó al señalar que los oficialistas han manejado los mismos planteamientos que en anteriores ocasiones habían sido rechazados.

Las sesiones para la redacción de la nueva Constitución de Bolivia comenzaron en agosto de este año, después de que a través de una consulta popular los ciudadanos eligieran a los 255 parlamentarios encargados de la redacción de las leyes. Desde entonces, no han llegado a un acuerdo sobre cuál debería ser el mecanismo de votación y debates. La Asamblea tiene hasta julio de 2007 para entregarle a la Presidencia la Carta Magna ya concluida.