Actualizado 06/11/2006 23:27:52 +00:00 CET

Bolivia.- Una asamblea indígena exige a Repsol 34,58 millones de euros por daños ambientales o amenaza con bloqueos

LA PAZ, 6 Nov. (EP/AP) -

Una organización indígena amenazó hoy con bloquear los accesos por carretera al campo petrolero Margarita, que administra la empresa hispano-argentina Repsol YPF, en demanda de 44 millones de dólares (34,58 millones de euros) por supuestos daños ambientales.

Mas de medio millón de indígenas comenzaron a movilizarse la semana pasada desde el este del país hasta la zona petrolera, para exigir el respeto a los derechos que tienen en las tierras que ocupan y en las que actualmente desarrolla actividades la empresa de hidrocarburos.

El dirigente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Plácido Rojas, dijo a radio Erbol, que cientos de indígenas de la agrupación del este y del sur del país están realizando preparativos cerca de Margarita para cortar los caminos y que la medida no se hará efectiva sólo si Repsol YPF accede a pagar la cantidad solicitada.

Rojas anunció que el bloqueo se iniciaría en las próximas horas, argumentando que Repsol YPF "no está respetando en nada el territorio, más que todo el territorio de la APG en Iniguazu", sede del 87 por ciento de las reservas bolivianas de gas, las segundas de Sudamérica.

Hasta el momento la compañía hispano-argentina no ha hecho comentarios sobre las manifestaciones realizadas por los indígenas. Por su parte, la ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, quien se encuentra en la ciudad de Tarija, advirtió que no permitirá los cortes de rutas y menos una eventual ocupación de Margarita, donde, según ha adelantado la compañía, serán invertidos alrededor de 900 millones de dólares en los próximos cuatro años para proveer de más gas a Argentina.

"Si bien es cierto que hay demandas legítimas y derechos de los pueblos... (eso) no quiere decir que se va a perder autoridad. Voy a sentar principio de autoridad y hacer uso de la fuerza pública para desalojarlos", declaró Muñoz a a los medios de comunicación.

Sin embargo, aclaró que Repsol YPF "tiene que comenzar a pagar" las compensaciones a la APG, en el marco de los nuevos contratos de nacionalización recientemente suscritos.

OPOSICIÓN CULPA AL GOBIERNO

Por su parte los dirigentes de la principal fuerza opositora de Bolivia, PODEMOS, acusaron hoy al Gobierno de financiar la marcha protagonizada por los indígenas. "No hay ninguna duda, la está financiando (el ejecutivo)", señaló a la prensa el senador Wálter Guiteras.

El viceministro de Coordinación, Alfredo Rada, aclaró que aunque no propicia la marcha, el Gobierno apoya las demandas de quienes participan en ella. Insistió en que la protesta sólo responde a la Confederación de pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) y que el Gobierno ha iniciado el diálogo con los manifestantes, a la vez que que no les impedirá la caminata.

El dirigente de CIDOB, Adolfo Chávez, dijo que unas 700 personas forman parte de la marcha y que si el Congreso no aprueba la norma, llegarán a La Paz dentro de cuatro semanas.

"Estamos pasando de 700 personas. Hay niños y mujeres hospitalizados por heridas graves en los pies, el sábado se han atendido 100 personas", destacó.