Actualizado 05/08/2006 0:58:20 +00:00 CET

Bolivia.- La ausencia de varios presidentes en la apertura de la Constituyente no desanima a Morales, según su portavoz

SUCRE (BOLIVIA), 5 Ago. (EP/AP) -

La ausencia confirmada de varios mandatarios en la inauguración el próximo domingo de la Asamblea Constituyente boliviana no ha desanimado al presidente, Evo Morales, quien mantiene el pie el partido de fútbol que ha convocado con algunos de sus homólogos tras la apertura.

Así lo indicó hoy el portavoz del Gobierno boliviano, Álex Contreras, quien indicó a AP que "el partido de fútbol está absolutamente confirmado", aunque es previsible que Morales juegue poco tiempo debido a su fractura de tabique, producto de un choque fortuito en otro encuentro similar el pasado domingo.

Morales llegará el sábado a Sucre, situada al sur del país y capital histórica de Bolivia, para leer su mensaje a la nación y abrir las deliberaciones de los asambleístas el domingo, considerado un día de fiesta nacional.

Ante la ausencia de los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay, Ecuador y Venezuela, quienes --según el Gobierno-- declinaron la invitación por complicaciones de agenda, el presidente boliviano quiere dar un toque indígena a la ceremonia de apertura de la Asamblea Constituyente.

Un total de 32 etnias de las 35 de que consta Bolivia marcharán junto a las Fuerzas Armadas el 6 de agosto por las calles de la ciudad colonial, donde en 1825 un grupo de criollos y mestizos fundó Bolivia sin tomar en cuenta a las mayorías indígenas, que hoy representan el 62 por ciento de la población. "Como gobierno nacional pensamos que éste debe ser el reflejo de la Asamblea Constituyente, de la Bolivia que queremos refundar", explicó Contreras.

Las fuerzas armadas instruyeron a medio millar de originarios que ayudarán con el orden público. Pero esa "policía originaria" ha provocado críticas en sectores políticos, que ven en ello un intento del Ejecutivo por desplazar a la oficial.

Sin embargo, la Policía Nacional recalcó en un comunicado que sólo se trata de un grupo de campesinos que "coadyuvará y garantizará su participación" en las ceremonias oficiales.

Asimismo, el Gobierno boliviano anunció la celebración de una marcha indígena con representantes de varios pueblos originarios del continente, pero AP confirmó que pocos representantes participarán en ella, entre ellos a una delegación no muy numerosa de quechuas ecuatorianos y peruanos.