Bolivia.- Bernardino León dice que España "no ahorrará" esfuerzos útiles para solucionar la demanda marítima boliviana

Actualizado 30/03/2006 16:48:40 CET

LA PAZ, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado para Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, Bernardino León, aseguró ayer en La Paz que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no ahorrará ningún esfuerzo" si, en determinado momento, puede llegar a "ser útil" en la búsqueda de una solución a la demanda marítima que enfrenta a Bolivia y Chile desde 1879.

León, que fue recibido en la tarde de ayer por el presidente Evo Morales, se mostró partidario de que Bolivia y Chile trabajen en la exploración de alternativas en la solución de su desacuerdo y no descartó el concurso de su país para contribuir a ese fin.

"Ambos tienen que trabajar, tienen que explorar todas las alternativas y que desde luego, si el Gobierno español pudiera de algún modo ser útil en este esfuerzo, no ahorraremos ningún esfuerzo para que se pueda llegar a ese fin", explicó el diplomático español.

León realiza estas declaraciones poco después de que el Gobierno del presidente Morales confirmara la presencia del secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, en el país andino para hablar sobre la reivindicación marítima.

La actual administración boliviana también pidió a la OEA convocar una reunión extraordinaria y urgente para tratar este tema. Este llamamiento se hizo el Día del Mar, celebrado el pasado 23 de marzo, durante un acto público que reunió a miles de personas que en todo el país reafirmaron su deseo de recuperar la salida al mar.

En varias ocasiones, Morales ha explicado que la demanda "histórica" de Bolivia tiene el apoyo de países como Cuba, Argentina y Venezuela. Amparado en el apoyo internacional y el expresado también por una parte de la población chilena, el actual Gobierno del país andino insiste en hablar de este tema pendiente con Chile.

"La posición del Gobierno español es que Bolivia es un país hermano, Chile es un país hermano y que ambos pueden entenderse, ambos tienen que trabajar, tienen que explorar todas las alternativas", sostuvo Bernardino León, según informaciones de la agencia oficial boliviana recogidas por Europa Press.