Publicado 21/04/2021 19:45CET

Bolivia.- Bolivia detiene a la directora de la Unidad de Investigaciones Financieras durante el gobierno de Áñez

Archivo - 15 March 2021, Bolivia, La Paz: Hundreds of demonstrators take part in a protest against the arrest of former interim president Jeanine Anez, several of her ministers, and high-ranking police and army officers. The politicians were arrested as p
Archivo - 15 March 2021, Bolivia, La Paz: Hundreds of demonstrators take part in a protest against the arrest of former interim president Jeanine Anez, several of her ministers, and high-ranking police and army officers. The politicians were arrested as p - Radoslaw Czajkowski/dpa - Archivo

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades bolivianas han detenido en la noche del martes a Aida Melean, la que fuera directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) durante el gobierno de Jeanine Áñez, tras no presentarse en la sede de la Fiscalía para rendir declaración por una denuncia en su contra por sus acciones en la entidad en 2020.

Melean y otros altos cargos del equipo de Áñez, como el que fuera su mano derecha y ministro de Gobierno, el hoy fugado Arturo Murillo, fueron denunciados por allanamiento ilegal de las oficinas de la UIF en octubre de 2020, provocando la destitución del anterior responsable de la entidad, Ramiro Rivas.

Detenida en Sucre, ha sido trasladada y encerrada en la sede de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, en La Paz, donde prestará declaración sobre estas acusaciones y otras que la acusan de ser responsable también del corte del sistema informático y la retención ilegal de varios funcionarios de la UIF durante aquel episodio.

El 16 de octubre de 2020, Melean intervino en las oficinas de la UIF junto con otras serie de personas ajenas a la entidad, reteniendo a todos los trabajadores que allí se encontraban para evitar que pudieran cumplir con sus funciones, recuerda el diario boliviano 'La Razón'.

Melean está también siendo investigada por presuntos delitos contrarios a las leyes y a la Constitución entre septiembre y noviembre de 2020, cuando el acusado por sedición y separatismo durante el gobierno del expresidente de Evo Morales, Branko Marinkovic Jovicevic, tenía la titularidad del Ministerio de Economía.

No es la primera vez que Melean tiene que hacer frente a la Justicia boliviana, ya en octubre de 2015 fue expulsada de manera definitiva de la función pública por el robo de 119.800 dólares (99.6000 euros) de una caja fuerte de la Fiscalía de Cochabamba, siendo sentencia a un año de prisión en 2016.

En los últimos días también se ha producido la detención de otro de los ministros de Áñez, en este caso se trata de la que fuera la titular de la cartera de Salud, Eidy Roca, quien deberá permanecer bajo arresto domiciliario después de ser acusada de irregularidades en la compra de respiradores durante la pandemia.

El resto de acusados por la Fiscalía son los exministros de Justicia, Álvaro Coimbra --quien ya ha sido detenido--; de Presidencia, Yerko Núñez; de Defensa, Luis Fernando López; de Medioambiente, María Elva Pinckert, en paradero desconocido y para quien la oposición de Santa Cruz ha pedido a Brasil que le dé asilo, y el ya citado Murillo, huido a Estados Unidos.

En su huída hacia Estados Unidos, Brasil ya habría sido lugar de paso de López y Murillo, por quienes el Gobierno ha solicitado el sello rojo de Interpol, aunque sin éxito. El exministro de Presidencia Yerko Núñez, sobre quien también existe una orden de detención, también solicitó al gigante sudamericano asilo político.

Sobre ellos pesan delitos de terrorismo, sedición y conspiración, por su posible participación durante las violentas revueltas entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de diciembre de ese mismo año, incluyendo las masacres de Sacaba y Senkata, y que propiciaron la renuncia de Morales a su victoria y su salida del país rumbo primero a México y luego a Argentina.

Contador