Actualizado 06/11/2015 12:51 CET

Bolivia fija para el 21 de febrero el referéndum sobre la reelección de Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales
DAVID MERCADO / REUTERS

LA PAZ, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Bolivia ha convocado para el próximo 21 de febrero un referéndum para decidir sobre la reforma constitucional que permitiría al presidente, Evo Morales, y al vicepresidente, Álvaro García Linera, aspirar a otro mandato consecutivo.

   El presidente interino, Alberto Gonzales --que sustituye a Morales mientras éste se encuentra de gira por Europa-- ha promulgado este jueves la ley de convocatoria del referéndum en una ceremonia solemne celebrada en el Palacio Quemado, según el diario boliviano 'La Razón'.

   "Nos jugamos un poco más que la vida", ha dicho Gonzales, afirmando que "lo bien que le vaya a los bolivianos" dependerá de que Morales y García Linera puedan revalidar su mandato en la cita con las urnas de 2019. "Estamos frente al futuro de nuestros nietos", ha recalcado.

   Los bolivianos deberán contestar a una pregunta: "¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que el presidente y el vicepresidente del Estado puedan ser reelectos por dos veces de manera continua?".

   Y lo harán teniendo en cuenta la siguiente matización: "Por Disposición Transitoria de la Ley de Reforma Parcial a la Constitución Política del Estado, se considera como primera reelección al periodo 2015-2020 y la segunda reelección el 2020-2025".

HACIA LA REELECCIÓN

   La Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) presentó el pasado 17 de septiembre en el Congreso un proyecto de ley para que Morales y García Linera "puedan ser reelectos por dos veces de manera continua", en lugar de una, como marca la Carta Magna vigente.

   Actualmente la Constitución solo permite que el presidente y el vicepresidente puedan ser "reelegidos de manera continua por una sola vez", lo que deja al líder indígena sin opciones de cara a los comicios de 2019.

   Morales llegó al poder en 2006, convirtiéndose en el primer presidente indígena del país andino. En enero de 2009 reformó la Constitución y en diciembre de ese mismo año fue reelegido en el cargo, la primera vez al amparo de la nueva norma fundamental, lo que le permitió revalidar el cargo en 2014.

   Sin embargo, el límite de una reelección consecutiva establecido en la Carta Magna impide que Morales pueda prolongar su mandato sin que aún haya un sucesor claro para el carismático dirigente, algo que "le quita el sueño", según confesó él mismo.

   De aprobarse, la enmienda constitucional permitiría a Morales no solo presentarse a las elecciones de 2019, sino también a las siguientes, ya que --tal y como pasó en 2009-- sus anteriores mandatos no serían tenidos en cuenta.