Publicado 10/03/2021 00:59CET

Bolivia.- Bolivia pedirá ayuda a la Interpol para localizar al exjefe de las FFAA durante el mandato de Áñez

Archivo - Imagen de archivo de protestas tras la renuncia a la presidencia de Bolivia de Evo Morales por presuntas irregularidades.
Archivo - Imagen de archivo de protestas tras la renuncia a la presidencia de Bolivia de Evo Morales por presuntas irregularidades. - CLAUDIO SANTISTEBAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Bolivia ha informado que pedirá ayuda a la Interpol para localizar el paradero del exjefe de las Fuerzas Armadas Sergio Orellana del país durante el mandato de Jeanine Áñez, después de que se diera a conocer que abandonó el territorio nacional en noviembre de 2020.

Orellana debía prestar testimonio ante la Fiscalía de Bolivia el 26 de febrero por una denuncia presentada por la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty por su papel en las movilizaciones que derivaron en la dimisión del expresidente Evo Morales, pero no acudió a la cita. Por lo tanto, las autoridades bolivianas emitieron una orden de detención en su contra para que preste declaración.

Según ha detallado este martes el director Nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), el coronel Alberto Aguilar, el excomandante salió de Bolivia en noviembre con rumbo a Colombia.

No obstante, ante el desconocimiento de su paradero exacto, las fuerzas de seguridad bolivianas se coordinarán con la Interpol para conocer con certeza su ubicación, informa el periódico local 'La Razón'.

La noticia de la huida de Orellana ha provocado las críticas del presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, y de otros senadores del MAS, que han pedido explicaciones al ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo, al frente de la dirección de Migración por permitir su salida.

En este sentido, Rodríguez ha lamentado que "no haya un control eficiente de la frontera" en Bolivia y ha destacado que "llama la atención que permitan salir", ya que "desde Migración debían tener muy bien controlada" la frontera, recoge 'El Deber'.

Orellana estuvo al frente de los operativos policiales de "restablecimiento del orden" en las protestas electorales desencadenadas tras los comicios presidenciales de 2019, en las que Policía y militares reprimieron la movilizaciones en apoyo al expresidente y entonces candidato Evo Morales.

Algunas de las protestas, como las de las localidades de Sacaba y Senkata, se saldaron con varios muertos y heridos.