Bolivia.- Bolivia proyecta una multinacional del gas con Brasil y Venezuela

Actualizado 05/02/2006 0:00:30 CET

LA PAZ, 4 Feb. (AP) -

El Gobierno de Evo Morales descartó la propuesta energética impulsada por Argentina y Chile y proyecta conformar una multinacional estatal con Petrobras de Brasil y PDVSA de Venezuela, para controlar la producción y el precio del gas en Latinoamérica.

Así lo afirmó el sábado el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Jorge Alvarado, en una entrevista concedida a AP.

"La multinacional estatal que sería Petroamérica nos favorecerá porque estaríamos hablando de precios del gas mucho mayores (que los actuales) y por otro lado daríamos seguridad energética a toda la región", dijo.

"La idea es que todos los países productores de gas ingresemos en igualdad de condiciones para controlar la comercialización, pero también la producción y el precio", agregó Alvarado

Así, dijo que Bolivia no ve a Venezuela como un competidor en el comercio del gas natural con el proyecto que tiene ese país de construir un gaseoducto hasta Brasil y Argentina. "Nosotros vamos a participar en ese gaseoducto y todos los países ingresaremos a Petroamérica en igualdad de condiciones", expresó.

Para el ejecutivo de YPFB, una empresa de esa envergadura "es la única garantía para dar seguridad energética a la región" y podría estar en marcha "en unos cinco años". Sin embargo, explicó que Bolivia condicionará una probable venta de gas a Chile a una salida propia a la costa para esta nación.

"Si estamos hablando de que los países nos necesitamos en Latinoamérica, tiene que haber una apertura de Chile para que nos permita una salida al mar", agregó. Los bolivianos reclaman a Chile un acceso propio al Pacífico desde que perdieron su litoral en una guerra con ese país en 1879.

Morales, que ha anunciado que nacionalizará la propiedad de los hidrocarburos sin afectar los bienes de las compañías, también se propone modificar la actual ley petrolera para conformar en el futuro "sociedades mixtas" con las empresas privadas con base en una participación igualitaria del estado boliviano, dijo Alvarado.

Explicó que los contratos firmados en anteriores gobiernos "son nulos" porque no fueron refrendados por el Congreso. La reforma a la legislación dirá que las empresas deberán negociar nuevos contratos, adelantó.

Actualmente, las compañías petroleras mantienen pendiente una negociación con el gobierno para adecuarse a la ley aprobada en mayo del año pasado la misma que les incrementó impuestos. También han dicho esas empresas que podrían apelar a los tribunales internacionales si el Gobierno les obliga a modificar sus contratos.