Publicado 02/11/2020 16:40CET

Bolivia.-Bolivia requerirá una prueba de la COVID-19 negativa a los extranjeros que acudan a la toma de posesión de Arce

El presidente electo de Bolivia, Luis Arce.
El presidente electo de Bolivia, Luis Arce. - JULIETA FERRARIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El actual Gobierno de Bolivia requerirá una prueba PCR negativa a los mandatarios, representantes de organismos internacionales y visitantes extranjeros que acudan a la toma de posesión del presidente electo, Luis Arce, prevista para el domingo.

"Todos. Cualquier persona que venga al país tiene que tener su prueba PCR (...) y peor si es autoridad", ha informado el ministro de Obras Públicas boliviano, Iván Arias, resaltando que las autoridades deben "dar ejemplo".

Arias ha insistido en que es la primera vez que un presidente va a tomar posesión de su cargo "en peste, en pandemia". "Entonces tenemos que mantener el Parlamento y la sala donde se va a realizar el evento con las medidas de bioseguridad respectivas", ha señalado en una entrevista en televisión recogida por el diario 'La Razón'.

Uno de los requisitos para ingresar en Bolivia es la presentación de una prueba PCR realizada, como máximo, en los siete días anteriores a la visita. Asimismo, debe estar sellada por el consulado más cercano, entre otros puntos.

El Ministerio de Exteriores de Bolivia ha informado de que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, asistirá. En representación de España acudirán el rey Felipe VI y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

En total, Exteriores ha emitido unas 120 invitaciones para la ceremonia de asunción de Arce. Entre los invitados figura el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó.

Arce, el candidato del partido del expresidente Evo Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), ganó las elecciones de la nación andina en primera vuelta y con más del 55 por ciento de los votos. Tomará posesión como presidente de Bolivia el domingo por la mañana, en una ceremonia que se celebrará en la Asamblea Legislativa boliviana, en la ciudad de La Paz.