Publicado 10/08/2020 17:19CET

Bolivia.- Borrell pide diálogo a las partes en Bolivia para acordar una fecha electoral

Bolivia.- Borrell pide diálogo a las partes en Bolivia para acordar una fecha el
Bolivia.- Borrell pide diálogo a las partes en Bolivia para acordar una fecha el - Mario Salerno/European Council/d / DPA

BRUSELAS, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha urgido este lunes al Gobierno interino de Bolivia, dirigido por Jeanine Añez, y al Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales a aparcar sus diferencias y acordar una fecha para celebrar las elecciones generales.

En los últimos días el país vive importantes disturbios ante el choque entre el Ejecutivo y el MAS para concretar la cita electoral. En un primer momento los comicios se convocaron para mayo, pero fueron pospuestos por la pandemia de coronavirus hasta el 6 de septiembre y ahora el Tribunal Supremo Electoral (TSE) los ha fijado para el 18 de octubre.

"Es de crucial importancia que el diálogo político continúe de manera pacífica y con espíritu de compromiso y solidaridad, estableciendo un marco institucional y en respeto con los principios democráticos y de libertades fundamentales", ha señalado el Alto Representante en un comunicado.

Borrell ha insistido en que es "esencial" un enfoque constructivo y consensuado para lograr una reconciliación nacional, en medio de la difícil situación política que vive el país. A su juicio la cuestión electoral servirá también para abordar la crisis derivada por el coronavirus.

La falta de acuerdo sobre la fecha electoral ha provocado importantes movilizaciones convocadas por sindicatos afines al MAS, que ven en el aplazamiento hasta octubre una maniobra para perjudicar a su candidato, Luis Arce. Por su parte, el Gobierno ha criticado los bloqueos en carreteras, acusando a los organizadores de tener una motivación política.

En todo caso, estas elecciones deben desbloquear el 'impasse' originado tras la marcha de Evo Morales, el pasado mes de noviembre tras las acusaciones de fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre. Presionado por las fuerzas de seguridad, terminó dimitiendo y luego se exilió --primero a México y luego a Argentina--, dando lugar a una ola de disturbios que se saldó con más de 30 muertos en enfrentamientos entre partidarios y detractores suyos y con las fuerzas de seguridad.