Bolivia/Brasil.- La brasileña PETROBRAS decide dentro de cuatro meses si aumenta sus inversiones energéticas en Bolivia

Actualizado 12/12/2006 3:02:56 CET

SAO PAULO, 12 Dic. (EP/AP) -

La empresa petrolera estatal de Brasil (PETROBRAS) decidirá dentro de cuatro meses si aumenta sus inversiones en operaciones energéticas en Bolivia, dijo el lunes su principal ejecutivo.

El jefe de PETROBRAS, Sergio Gabrielli, dijo que Brasil puede considerar ahora realizar las inversiones detenidas este año en la nación andina, gracias a un nuevo contrato entre los dos países que "garantiza la rentabilidad de las operaciones actuales y nos permite considerar proyectos futuros".

Las relaciones entre ambas naciones se complicaron durante meses después de que el 1 de mayo el presidente del país andino, Evo Morales, nacionalizara su industria petrolera, exigiéndole a Petróleo Brasileiro S.A. y todas las empresas extranjeras que pagaran mayores regalías por sus operaciones y cedieran el control de las mismas a la compañía estatal a cargo del ramo.

Gabrielli hizo los comentarios dos días después de que el ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Celso Amorin, dijo a la prensa en una cumbre en Bolivia que los dos países cooperan ahora en proyectos de energía y continúan las negociaciones sobre la fijación de precios y de las reservas de gas natural boliviano para Brasil, su principal consumidor.

Gabrielli no señaló el tipo de inversiones que serían consideradas, pero los analistas dijeron que Brasil podría tratar de incrementar su capacidad de importación de gas natural desde Bolivia, al tiempo de incrementar la producción en ese país.

Brasil emplea el gas natural boliviano para generar energía, así como combustible automotriz y para consumo doméstico en cocinas, pero enfrenta una posible escasez en los próximos años. Aunque los brasileños buscan fuentes alternativas de energía, esto llevará varios años antes de que el país deje de depender del gas natural boliviano.

El Gobierno de Brasil "tiene incentivos tremendos para garantizar un suministro estable y creciente de gas procedente de Bolivia", dijo el lunes el director de análisis latinoamericano en Eurasia Group Christopher Garman. Gabrielli indicó que Brasil determinará en los cuatro meses los proyectos que podrían recibir la inversión a corto y a largo plazo.

PETROBRAS es la empresa con las mayores inversiones en las operaciones de energía en Bolivia, adonde ingresó a mediados de la década de 1990 cuando el país andino privatizó el sector.

Después de varios meses de negociaciones bilaterales difíciles este año que crearon fricciones entre los presidentes de ambos países, la compañía brasileña llegó a finales de octubre a un acuerdo con Bolivia que elevó de 50 por ciento a casi 80 por ciento el pago de impuestos y regalías por la producción.

Aún está pendiente de solución el futuro de las refinerías de PETROBRAS en Bolivia. La empresa brasileña pide una compensación justa si las refinerías terminan bajo control boliviano, y Gabrielli dijo que el país andino debe buscar una opinión independiente sobre el valor de las instalaciones.

Bolivia desea que Brasil pague más por el gas natural que le compra. El plazo inicial que vencía el 10 de diciembre para alcanzar un acuerdo fue ampliado por cuatro meses.