Morales recalca que mantendrá sus reclamaciones territoriales ante Chile

Actualizado 19/05/2014 7:06:18 CET
Evo Morales
Foto: REUTERS

LA PAZ, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha recalcado este domingo que las relaciones del país con Chile seguirán teniendo la disputa territorial como eje central hasta que La Paz recupere una salida al mar.

   Las palabras de Morales han llegado en respuesta a las declaraciones de su homóloga chilena, quien ha afirmado que su Gobierno "nunca quiso 'maritimizar'" la agenda de puntos pendientes entre ambos países.

   "Cuando cuestionamos este tema de desconocer la competencia de un tribunal internacional que busca soluciones pacíficas y hace justicia, otra vez hay contradicciones". ha dicho el presidente boliviano.

   "Ayer escuchamos decir a las máximas autoridades de Chile que las relaciones están 'maritimizadas'. Queremos decir desde acá que mientras no nos devuelvan una salida al mar con soberanía las relaciones seguirán siendo 'maritimizadas', porque es el primer tema que tenemos con Chile'", ha agregado.

   En este sentido, ha reiterado la importancia económica de la salida al mar y ha vuelto a hacer referencia al impacto que tuvo sobre el país la guerra que mantuvieron ambos países en 1879, según ha informado la agencia estatal boliviana de noticias, ABI.

   El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

   Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

   Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

   En un intento de destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la entonces presidenta chilena Michelle Bachelet firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

   No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de reuniones de trabajo, por lo que finalmente el pasado 24 de abril el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida marítima a Chile.

   Con la vuelta de Michelle Bachelet a La Moneda, Chile se ha mostrado dispuesto a retomar la agenda de 13 puntos. Morales también ha expresado su voluntad de diálogo, pero subrayando que en ningún caso retirará la demanda en la CIJ.

Para leer más