Actualizado 27/02/2013 04:04 CET

Piñera acusa a Morales de "crear un problema artificial" con el caso de los tres soldados

SANTIAGO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha acusado este martes a su homólogo boliviano, Evo Morales de "crear un problema artificial" entre ambos países por el caso de los tres soldados bolivianos detenidos por entrar ilegalmente en territorio chileno.

"Ha creado un problema artificial porque este caso se pudo haber resuelto hace mucho tiempo, pero nos hemos topado con una muy mala colaboración de parte del Gobierno boliviano", ha dicho, en una entrevista concedida a Radio Bio Bio.

Piñera ha explicado que "el pasado lunes dos de los tres soldados pudieron haber quedado en libertad, mientras que el tercero podría haber quedado en libertad esta semana", pero que no ha sido así por la oposición de la defensa.

"Está actuando con un doble rasero porque lo que ellos quieren es utilizar este problema como un instrumento de su política interna", ha sostenido el presidente chileno, en declaraciones recogidas por el diario 'El Mercurio'.

El juzgado que conoce el caso ordenó el pasado lunes la liberación de dos de los tres soldados, a la espera de que se celebre el juicio, aunque el tercero deberá permanecer bajo custodia ya que también se le acusa de portar armas sin permiso.

La Fiscalía chilena les había ofrecido quedar en libertad incondicional si se declaraban culpables, pero los tres soldados han defendido su inocencia y han expresado su deseo de probarla en un juicio, algo por lo que Morales se ha confesado "orgulloso".

Piñera ha reiterado que los uniformados cometieron varios delitos al entrar ilegalmente en Chile, por lo que ha considerado que la actuación de Santiago ha sido la correcta. "No nos equivoquemos, algunos piensan que la solución está en mis manos, pero está en manos del Poder Judicial, que aquí es independiente", ha remachado.

A este respecto, ha confiado en que Morales "comprenda de una vez por todas que en Chile somos respetuosos del Estado de Derecho". "A lo mejor en Bolivia tienen practicas distintas, pero en Chile este presidente respeta y hace respetar la ley", ha recordado.

De esta forma, ha respondido a las declaraciones realizadas el pasado lunes por Morales, en las que le acusó de ser un "mal vecino" y atribuyó la situación de los tres soldados bolivianos al "afán de venganza" de Chile por la disputa territorial.

"PROVOCACIONES" BOLIVIANAS

Por otro lado, Piñera ha revelado que se ha producido un nuevo incidente fronterizo, ya que un grupo de hombres vestidos con uniformes militares bolivianos han entrado ilegalmente en territorio chileno para robar una camioneta y después han huido.

"Probablemente vamos a conocer muchas más provocaciones (bolivianas) en el futuro", ha lamentado, al tiempo que ha adelantado que actuará "siempre con el mismo criterio: Defender la soberanía, el territorio y el Estado de Derecho en Chile". "Ojalá el presidente Mortales hiciera lo mismo", ha deseado.

SOLDADOS DETENIDOS

Según La Paz, los conscriptos Álex Choque Quispe, Augusto Cárdenas García y José Luis Fernández Choque, que no superan la mayoría de edad en Bolivia (21 años), fueron detenidos el pasado 25 de enero por entrar ilegalmente en Chile, cuando llevaban a cabo un operativo contra la compraventa de vehículos indocumentados.

El Gobierno de Morales ha presentado una demanda en Naciones Unidas contra Chile por violar los tratados bilaterales e internacionales al detener y procesar a los tres soldados, ya que dichos textos establecen la primacía de la vía diplomática sobre la judicial.

Además, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, ha anunciado que el Gobierno emprenderá también acciones legales contra los Carabineros chilenos por violar una serie de tratados bilaterales e internacionales sobre cooperación policial y judicial.

DISPUTA TERRITORIAL

En el trasfondo del conflicto por los tres soldados está la disputa que enfrenta a ambos países desde 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico tras la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en el océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Morales argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá y accedió a devolverle "gradualmente la soberanía" del canal homónimo.