Publicado 08/12/2020 02:33CET

Bolivia.- La CIDH propone fecha para la declaración de Áñez, que pide que no sea en La Paz por "intimidaciones"

La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez.
La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez. - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha propuesto a la expresidenta Jeanine Áñez el 14 de diciembre para su declaración sobre los hechos violentos acontecidos durante la crisis de 2019, mientras que la exmandataria ha solicitado no testificar en La Paz por haber recibido "intimidaciones".

"Teniendo en cuenta la fecha en que los expertos y expertas se volverán a reunir en La Paz, el GIEI tiene a bien reunirse con usted el próximo lunes 14 de diciembre a las 8:00, en el hotel Atix de la Zona Sur de La Paz", reza el documento remitido a Áñez de parte del grupo de expertos, según recoge 'Página Siete'.

No obstante, Áñez habría solicitado al GIEI un cambio del lugar de la cita por las "intimidaciones" que ha recibido en la sede de Gobierno.

Tras la llegada de la comisión del CIDH a Bolivia, el 27 de noviembre, Áñez envió una misiva al grupo de expertos, ya que "es imprescindible que el GIEI me reciba en audiencia para exponer y presentar todas las pruebas que el actual Gobierno quiere ocultar y que no sea de conocimiento de los expertos".

"Esta investigación debe ser imparcial y espero ser escuchada", añadió la exmandataria a través de su cuenta de Twitter.

Un total de seis expertos han sido designados para investigar la violencia desatada en el marco de las protestas postelectorales ocurridas entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de diciembre de ese mismo año. En particular investigarán las masacres de Sacaba y Senkata.

El GIEI-Bolivia enmarca su trabajo en el Acuerdo suscrito el 12 de diciembre de 2019 por la CIDH y el Estado Plurinacional de Bolivia para coadyuvar en las investigaciones de los hechos de violencia y violaciones a los derechos humanos.

En un informe preliminar, la CIDH calificó de "masacres" la represión de Sacaba, en Cochabamba, y Senkata, en La Paz, en las protestas registradas tras la dimisión de Evo Morales. Murieron más de 25 personas y hubo un centenar de heridos.

Este informe fue presentado cuando Áñez ya ocupaba la presidencia interina del país, su Administración objetó el documento y, aunque acordó la llegada del GIEI al país, según el secretario ejecutivo de la CIDH de entonces, Paulo Abrao, Áñez puso trabas a la instalación del grupo, tal y como ha explicado en una entrevista con 'La Razón'.