Bolivia.- La Conalcam de Bolivia llama a la movilización nacional en rechazo al "golpe de Estado cívico-político"

Publicado 30/10/2019 6:14:44CET
Miembros de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) de Bolivia, una organización afín al Gobierno de Evo Morales
Miembros de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) de Bolivia, una organización afín al Gobierno de Evo Morales - REUTERS / DAVID MERCADO

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) de Bolivia, una organización afín al Gobierno de Evo Morales, ha hecho un llamamiento a la movilización pacífica nacional para rechazar el "golpe de Estado cívico-político".

"Instruimos movilizarnos pacíficamente a nivel nacional con marchas y concentraciones en repudio al golpe de Estado cívico-político. Los trabajadores del campo y de las ciudades defenderemos el voto de los trabajadores, de los campesinos, indígenas, obreros y sectores urbanos que nos llevaron a la victoria el 20 de octubre", ha señalado la Conalcam, tras una reunión de "emergencia" con el mandatario, según ha recogido el diario 'La Razón'.

Asimismo, la Conalcam ha insistido en que el pueblo boliviano "derrotará al golpe de Estado cívico-político y defenderá la victoria democrática".

La Conalcam también ha acusado al candidato opositor Carlos Mesa y al Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de buscar una situación de crisis social, política y económica para provocar enfrentamientos entre el pueblo boliviano.

"El planteamiento de anulación de las elecciones del 20 de octubre es una confesión de parte de un grupo sedicioso y conspirar para generar un golpe cívico-político, un atentado abierto a la institucionalidad puesto que no existe ningún argumento que justifique su intento de anular la voluntad de millones de soberanos", ha recalcado en un documento.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, ha afirmado que las marchas serán "pacíficas", pero ha advertido de que si se ven obligados a tomar otras acciones "lo van a hacer".

La Conalcam además ha mostrado su apoyo a la decisión del Gobierno de llevar a cabo una auditoría electoral con la participación de organismos internacionales para demostrar que las denuncias de la oposición son falsas.

La crisis se desató la noche del 20 de octubre por la repentina suspensión de la transmisión de los resultados de las elecciones presidenciales celebradas ese día justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

El final del escrutinio ha adjudicado la victoria en primera vuelta a Morales, pero Mesa cree que los resultados oficiales son fruto de un "fraude gigantesco". En un primer momento reclamó una segunda vuelta, pero ahora pide directamente la anulación y repetición de las elecciones presidenciales.

En esta semana, ambos bandos han llamado a la movilización de sus simpatizantes, lo cual ha derivado en enfrentamientos en las calles y quema de tribunales electorales. Morales ha accedido a auditar los votos con presencia de observadores internacionales, entre ellos la OEA.

Para leer más