Publicado 25/09/2021 07:55CET

Bolivia.- El conflicto cocalero en Bolivia deja vehículos quemados y daños en una infraestructura de la Policía

21 September 2021, Bolivia, La Paz: Police use tear gas against coca farmers in front of a hospital. A coca farmer leader had been injured by rival groups and admitted to hospital. Photo: Radoslaw Czajkowski/dpa
21 September 2021, Bolivia, La Paz: Police use tear gas against coca farmers in front of a hospital. A coca farmer leader had been injured by rival groups and admitted to hospital. Photo: Radoslaw Czajkowski/dpa - Radoslaw Czajkowski/dpa

ACNUDH condena el "uso excesivo de la fuerza" en el conflicto cocalero y pide que se investigue y sancione

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los enfrentamientos entre los cocaleros y las autoridades bolivianas han continuado este viernes, en el que se han quemado al menos cinco vehículos y se han producido destrozos en una infraestructura de la Policía en la capital del país, La Paz.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, ha informado de que al menos tres personas han sido detenidas acusadas de los incendios, mientras los manifestantes cocaleros y colectivos han continuado denunciando la represión ejercida por las autoridades por quinto día consecutivo.

Centenares de cocaleros de Los Yungas de La Paz, contrarios al Gobierno y afines al dirigente Armin Lluta, se han acercado nuevamente a reivindicar el control del mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) --ahora bajo la dirección del dirigente Arnold Alanes, respaldado por el Ejecutivo--.

Sin embargo, la protesta, con la que también se buscaba el diálogo con el actual vicepresidente de Adepcoca, David Choquehuanca, ha derivado otras vez en enfrentamientos y escenas de violencia, entre ellas detonaciones de dinamitas por parte de los cocaleros y el uso de gas lacrimógenos por parte de la Policía, informa el medio boliviano 'La Razón'.

En este marco, se ha prendido fuego a cinco vehículos policiales y dañado un unidad policial, ante lo que Ríos ha indicado que se tomarán las "medias correspondientes", a la par que ha negado un diálogo entre los cocaleros y Adepcoca durante la jornada.

Por otro lado, este viernes, de forma previa a los nuevos disturbios y enfrentamientos, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha condenado el "uso excesivo de la fuerza" en el conflicto cocalero en Bolivia.

ACNUDH ha lamentado que 30 personas fuesen detenidas en la protesta del sector el jueves, precisando que 19 de ellas presentaban contusiones. Asimismo, ha rechazado el "maltrato" contra cinco periodistas durante el ejercicio de su labor en el marco de las manifestaciones.

"El uso excesivo y desproporcionado de la fuerza mina la confianza en las instituciones y supone una violación a los derechos que debe ser investigada y sancionada para que no se repita. Las víctimas tienen derecho a ser reparadas", ha reclamado la agencia de la ONU, según recoge la prensa del país sudamericano.

El conflicto de cocaleros se ha originado por la disputa de la dirigencia de Adepcoca después de que el lunes se desalojase al sector de Los Yungas del mercado de la asociación, hasta ese momento bajo la gestión del dirigente Armin Lluta.

Un bloque de cocaleros afines al Gobierno respaldó entonces que el dirigente Arnold Alanes presidiese la asociación, que desde entonces ha estado protegida por la Policía en respuesta a las protestas convocadas por el sector afín a Lluta.

Hasta la semana pasada, el dirigente Armin Lluta controlaba la sede, donde también funciona el mercado legal de comercialización de la hoja. La madrugada del lunes, tras una intervención, se desalojó a este sector, y la Policía resguardó el lugar.

Contador