Publicado 15/10/2021 22:59CET

Bolivia.- El Constitucional de Bolivia declara ilegal la autoproclamación de Áñez como presidenta

Archivo - Jeanine Añez durante su proclamación como presidente interina en 2019
Archivo - Jeanine Añez durante su proclamación como presidente interina en 2019 - MEAGAN HANCOCK / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Constitucional de Bolivia ha determinado que la autoproclamación de la ahora reclusa Jeanine Áñez no se ajustó a la legalidad y descarta que se hubiera producido un "vacío de poder" tal y como la oposición sostuvo para hacerse con el poder de manera ilícita.

En una resolución del 29 de septiembre que se ha hecho pública este viernes, el Constitucional explica que tal "vacío de poder" no se produjo ya que los titulares del Senado y de Diputados seguían en funciones puesto que sus renuncias no habían sido tratadas aún en las respectivas cámaras.

La sentencia hace referencia a un recurso presentado por la entonces diputada de Unidad Demócrata (UD) Margarita del Carmen Fernández Claure, contra quienes eran los presidentes y vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Víctor Borda y Susana Rivero, respectivamente, ambos del Movimiento al Socialismo (MAS).

Las renuncias de Borda y Rivero fueron consideradas el 14 de noviembre, dos días después de que Áñez se autoproclamara presidenta de Bolivia. La sentencia ahonda que en el caso de la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, su renuncia "surtió efecto solo después de que el Legislativo conoció, trató y aceptó esa dimisión".

"No existe la figura de 'vacío de poder' para justificar el incumplimiento a este requisito legal", zanja el texto al que ha tenido acceso el diario boliviano 'La Razón'.

De acuerdo con el Constitucional solo correspondía una sucesión 'ipso facto' a las presidencias de ambas cámaras. Áñez asumió de manera unilateral el control de la Asamblea Legislativa sin contar con el aval parlamentario ni del Senado, para a continuación utoproclamarse presidenta de Bolivia, mientras Evo Morales renunciaba acosado por la oposición y una parte de las Fuerzas Armadas.

Áñez se encuentra en prisión preventiva desde marzo, acusada de sedición, terrorismo, conspiración y genocidio, entre otros delitos, dentro del caso Golpe de Estado, que investiga a los responsables de la crisis política tras las elecciones de 2019 en las que Morales salió vencedor entre acusaciones de fraude electoral por parte de la oposición.