Bolivia contrademanda a Chile en la corte internacional por las aguas fronterizas

Aguas internacionales
TWITTER
Publicado 31/08/2018 20:59:21CET

   LA PAZ, 31 ago (Reuters/Notimérica)

   Bolivia entregó a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya la contramemoria de un litigio con Chile por aguas en disputa en la frontera y, paralelamente, presentó una contrademanda en la que pide al tribunal que declare que Bolivia tiene soberanía plena sobre ellas.

   Chile sostiene que el Silala es un río internacional que fluye a su territorio, pero Bolivia defiende que es sólo un manantial altiplánico cuya canalización artificial es evidente.

   "Nuestra contramemoria se funda en estudios realizados en la zona del Silala que incluyen investigaciones (...) que confirman que el caudal considerable de las aguas de los manantiales del Silala fluyen artificialmente hacia el territorio chileno por las obras de canalización realizadas en el siglo pasado", dijo el presidente Evo Morales en una rueda de prensa en La Paz.

   El cauce, conocido como Silala, está formado por tres kilómetros de canales artificiales de cal y piedra construidos hace más de 100 años por la empresa inglesa Antofagasta & Bolivia Railway Company -propiedad del grupo chileno Luksic desde 1980- para abastecer sus trenes.

   La concesión de las aguas, otorgada por la prefectura del departamento boliviano de Potosí a principios del siglo pasado, fue transferida por la compañía de ferrocarriles a la empresa de servicios sanitarios de Antofagasta (ESSAN) y al centro minero Chuquicamata de propiedad de la estatal Codelco.

   En 1997, el gobierno de Bolivia revocó la concesión por considerar que el agua no era usada para los fines para los que fue otorgada.

   Morales agregó que "cualquier entrega de Bolivia a Chile respecto a las aguas del Silala (...) está sujeta a la celebración de un acuerdo con Bolivia".

   Este litigio se suma a una demanda de Bolivia del 2013 contra Chile ante la misma corte para conseguir un acceso soberano al océano Pacífico, que perdió tras una guerra en el siglo XIX cuando tuvo que ceder 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados en un tratado suscrito hace 114 años.

   La corte tiene previsto pronunciarse sobre este último caso en los próximos meses.